lunes, 12 de enero de 2015

Haití, a cinco años del terremoto

Duró 30 segundos y tuvo una magnitud de 7 grados en la escala de Richter. Murieron unas 300.000 personas y dejó sin casa a millón y medio de haitianos. Del millar y medio de campamentos establecidos en 2010 para albergar temporalmente a las familias desplazadas por el terremoto, en la actualidad existen aún 123 y viven más de 85 mil, que en su mayoría viven en condiciones precarias sin acceso a agua potable, disposición de residuos o electricidad.


Según un trabajo publicado en El País, la mayoría de quienes han abandonado los campamentos no lo ha hecho para mudarse a una vivienda segura. Buena parte regresó al lugar donde antes estaba su casa y otros han recibido subsidios de instituciones públicas y privadas para pagar una renta. Antes del sismo que dejó 1,5 millones de personas sin vivienda, el déficit habitacional en Puerto Príncipe ya superaba el medio millón de unidades y desde el terremoto apenas se han construido unas 9 mil soluciones.

La conclusión a la que han llegado los países y organizaciones involucrados en la construcción de refugios y viviendas para las familias desplazadas, como el Gobierno de Estados Unidos, es que sus planes iniciales eran demasiado ambiciosos.


De acuerdo a una encuesta publicada recientemente por el Banco Mundial, la pobreza extrema en Haití ha disminuido del 31% en el 2000 al 23,8% en 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario