martes, 17 de noviembre de 2015

Venezuela ocupa el puesto 186 del Doing Business 2016

¿Es fácil hacer negocios en Venezuela? La respuesta es no, si se toma en cuenta el reciente informe Doing Business 2016 del Banco Mundial. De un total de 189 países examinados, Venezuela ocupa la posición 186.

El informe señala que en Venezuela es difícil comenzar un nuevo negocio debido al aumento de los costos de incorporación.

Para iniciar un nuevo negocio en Venezuela deben realizarse al menos 17 procedimientos, que consumen unos 144 días. Esto contrasta con la realidad de Singapur, que según el Doing Business 2016 es el lugar en la tierra donde es más sencillo hacer negocios. Allí, apenas son necesarios 3 procedimientos y el proceso de inicio no lleva ni tres días (2,5 días).

Para registros de propiedad, el informe menciona que el número de procedimientos asciende a 9 y el proceso puede tomar 52 días.


Daniel González G.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Consumidores indefensos

En menos de un mes me ha tocado pasar por experiencias bastante desagradables como consumidor de distintos bienes y servicios con empresas de relativo “buen” nombre en el país y el motivo de este texto es el de procurar hacer entender, tanto a las empresas como a otros que han pasado por situaciones similares a la mía, que los consumidores somos una fuerza importante y determinante en los mercados, pero que para actuar y exigir mejoras en los productos y servicios que consumimos debemos estar unidos.


El martes 1° de septiembre fui con unos amigos al Cinex del Centro Comercial El Recreo con la intención de disfrutar de la función de Los 4 fantásticos en la sala 4DX de ese complejo. Cuál es nuestra sorpresa cuando no hay nadie atendiendo en la taquilla destinada exclusivamente a la venta de boletos para este servicio. Al dirigirnos a otra de las taquillas de venta, todas con infames carteles donde se leía Solo efectivo, la señorita, chocante y repelente cual empleada de cualquier ministerio u organismo público de este país, nos informa que no había puntos de venta funcionando. En un país donde los cajeros automáticos son capaces de escupirte mil seiscientos bolívares entre billetes de 50 y 20 bolívares, ¿Cinex pretende que los consumidores tengamos las carteras del tamaño de un kilogramo de harina de maíz para pagar las entradas y posiblemente las cotufas?

Otro caso reciente me ocurrió con Inter, empresa de televisión por suscripción y proveedora de servicios de internet para el hogar. Estos señores decidieron no emitir más facturas en físico, imagino que por temas de papel o tinta, o ambos, y los inconvenientes, como era de esperarse llegaron. Cuando mi padre fue a pagar recientemente, le informaron que no le podían recibir el pago porque tenía una factura vencida. ¿Una factura vencida? Pues sí. Mi padre no tenía forma de demostrar que él había cancelado el servicio ya que no tenía factura física y el único comprobante “válido” de pago era un mensaje de texto que había llegado a mi teléfono celular en el que se leía claramente que Inter había recibido el pago el día x a la hora y. Tuve que ir yo hasta Charallave, perder una mañana de trabajo para demostrarles a estos señores que mi padre tenía la razón. ¿Inter me va a pagar el tiempo perdido? Obvio, no. Pero eso no fue todo. Hace aproximadamente un mes se hizo la solicitud de un nuevo módem porque el que teníamos se dañó. Ese día me enteré que la orden de reconexión nunca se había cargado en el sistema, es decir, el módem nos lo iban a llevar el mismo día que Hugo resucite de entre los muertos. Aquí debo hacer un inciso. La atención del personal de la oficina de Inter en Charallave es muy buena y la señorita que me atendió estuvo siempre dispuesta a ayudarme e incluso se disculpó por los inconvenientes causados.

El mismo día del episodio de Cinex y ante mi negativa casi iracunda de hacer lo que ellos querían, es decir, que pagara en efectivo, terminamos comiendo helados. La experiencia tampoco fue muy grata en Yogen Fruz. Lo primero que nos indicaron es que aparte de que no había punto de venta, lo único que había disponible era lo que estaba exhibido en la nevera. Lo que estaba en el material publicitario, completo, no existe. Cuando pregunté por qué no había punto de venta, la respuesta, en tono casi de regaño, fue que había una falla en el centro comercial.

Como consumidor puedo entender que las empresas, todas, sientan los coletazos de la crisis que vive el país. Puedo hasta entender que te den un cuarto de servilleta o que te acompañen los combos con las benditas yucas en sustitución de las gloriosas papas imperiales, pero lo que me niego a atender y menos a aceptar es que las empresas abusen de su poder, cuando es bien sabido que los consumidores también lo tenemos. No puede ser que las empresas no inviertan en formación para su personal de atención al cliente o que permitan que atropellen a los clientes en sus narices. ¿Quién supervisa a la infame señorita de la taquilla de Cinex? Los consumidores por separado no somos nada, pero unidos podemos poner de rodilla a cualquier empresa; sin embargo, para defender nuestros derechos como consumidores somos tan malos como en la defensa de nuestros derechos políticos y económicos.

Al cierre de esta nota me tropecé en Instagram con un episodio narrado por el actor Hector Manrique que da cuenta de cómo nos atropellan en todo lugar y a toda hora. Ocurrió en el Farmatodo de Los Palos Grandes. ¿La victima? Una niña de 13 años. ¿La victimaria? La cajera, quien se negaba a venderle toallas sanitarias hasta que la adolescente, imagino que indignada y vejada, decidió mostrarle a la hija de su gran madre el pantalón ensangrentado en la entrepierna. Aplaudo a Hector Manrique por compartir la experiencia, pero imagino que el resto de los que allí estaban, terminado el show creado por la indolencia, siguieron haciendo la cola con sus dos champús en mano alimentando las arcas de quienes se han convertido en cómplices de tantos vejámenes. El día que aprendamos a defender a los demás consumidores, a unirnos a su sufrimiento, a dejar los productos en los estantes y dejar de comprar en masa en apoyo a alguien a quien están humillando, ese día habremos avanzado como sociedad y posiblemente estaremos más cerca de ser un mejor país. Las empresas no deben olvidar que ellos son solo una cara del juego económico, la de la oferta. Los consumidores somos el lado de la demanda y sin nosotros, ¿a quién van a venderle?

No te quedes callado y si crees que tienes una historia que compartir, te invito a que te tomes un par de minutos para hacerlo. Dejar en evidencia al abusador es el primer paso en estos casos.

@GonzalezGDaniel

lunes, 11 de mayo de 2015

El mango mágico, único e irrepetible

Si antes creíamos que un mango era útil solo para preparar jalea o un delicioso sorbete, hacer jugo o simplemente comerlo así en estado natural, de seguro esa percepción cambió desde hace un par de días. Resulta que sirve, además; mejor dicho, sirvió como medio para hacerle llegar al presidente de la República información sobre nuestras carencias.


Era día de inauguraciones y Nicolás Maduro estaba protagonizando el acto en el estado Aragua. El evento estaba relacionado con la llegada de nuevas unidades del sistema TransMaracay. Como la propaganda psuvista siempre pasa por hacer que la masa se identifique con el líder, el show debía incluir al jefe de Estado conduciendo uno de los buses y a los lados del mismo la acostumbrada corte de profesión vividores del gobierno y oficio entregador de papelitos. Todo hubiese seguido tal cual estaba previsto hasta que un mango apareció en escena, entró justo por la ventanilla donde se encontraba tan ilustre conductor y le dio un tanganazo en la cabeza.

El video se hizo viral y las ocurrencias en Twitter se referían al hecho como el manguicidio. Y preciso aquí me detengo un momento. ¿Cómo diantres un mango traspasa las barreras de seguridad presidenciales? Yo no sé ustedes, pero quien suscribe tuvo la sensación de que la plata en seguridad presidencial se está perdiendo. Es decir, se supone, que a pesar del bululú y el zaperoco, la seguridad del presidente está formada por una serie de anillos prácticamente infranqueables, pero resulta que alguien le dio con un mango en la cabeza al primer mandatario y nadie se atravesó para detener el golpe. Con honestidad, no es que me preocupe mucho la seguridad del presidente, partiendo del principio de que a él le importa un rábano la mía, pero lo cierto es que como pudo ser un mango también pudo ser otra cosa. Quizá por esta razón es que luego se hace referencia al mango en un programa de TV, se crea toda una fábula respecto a él y se obvia la existencia de un video donde al parecer el presidente se deshace del fruto.

Pero fuera como fuera, montaje o realidad, resulta que el episodio del mango prometía una segunda parte que trascendía lo viral del video con el que algunos opositores nos carcajeábamos. Cuando muchos esperábamos que al autor intelectual del manguicidio le abrieran una investigación y fuera sometido al escarnio público como suelen hacerlo estos personajes, la historia dio un giro impensable. El autor intelectual y material era una mujer de 54 años que pidió un mango porque tenía hambre y se lo lanzó al presidente porque no tenía un papel donde escribirle “si puede me llama”. La señora en cuestión se hizo acreedora, pisataria o lo que sea, de un apartamento. ¿WTF? Así como lo escucha. El mango hizo magia y la mujer obtuvo con su hazaña lo que al común de los mortales nos lleva años, sudor, lágrimas y una deuda hipotecaria incluida. Bravo, por ella, pero lo cierto es que si alguien se quería copiar usando mangos, naranjas, mandarinas, melones o patillas y escribiendo en ellos si puede me llama, necesito un carro, ayúdame con la tarjeta de crédito del Venezuela, necesito Glucofage o lo que sea, se fregó. La ventanilla se cerró y me imagino que hasta la blindarán.

Debo confesar que por un momento me preocupó lo que podría pasar con el melocotón de los trópicos en este país. Imaginé que la Asamblea Nacional, en solidaridad con el presidente agraviado, podía dictar una ley que prohibiera al árbol dar su fruto o que se mandaran a cortar las matas cercanas a las rutas por donde conduce el hijo de Chávez, pero a los pocos días mi preocupación se derrumbó. Maduro cerraba la ventanilla porsia las moscas y dejaba constancia de que el mango mágico maracayero era como la calabaza de Cenicienta que se convertía en hermosa carroza, único e irrepetible.


@GonzalezGDaniel

El efecto Lucifer en Venezuela

“Cuando el poder se alía con el miedo crónico, se hace formidable”
Eric Hoffer

Es posible que en algún momento fueron bebés hermosos, con miradas tiernas y expresiones sublimes. Hoy algunos de estos tienen aterrorizado a un país entero y han hecho del crimen una fábrica eficiente de producción de cadáveres. Quizá en el país, hoy, ellos fabriquen más muertos que autos las ensambladoras. En una sola semana tres hechos fueron noticia. Ya en Venezuela no se usa ese cliché de estremecieron a la opinión pública, se llega al fueron noticia. Son tantos los muertos y tan frecuentes las noticias sobre ellos que para el venezolano ya es tan normal como hacer la cola para comprar el papel tualé. Nadie se horroriza. Nadie se espanta. Todos somos cómplices desde el silencio y el miedo. El martes asesinaron a un Polichacao, respondía al nombre de Daniel Serrano y le dispararon en la cabeza. El viernes las cámaras de seguridad del Centro San Ignacio captaron el momento en que un delincuente descargaba su arma contra un conductor y el sábado unos bandidos asesinaron a un mayor del ejército en el estacionamiento del Gama Express en Chuao.


¿Qué hace que ese adorable niño, de rebosantes cachetes y tierna mirada, se convierta en un asesino? Phillip Zimbardo en el libro El efecto Lucifer da unas pistas. Ante la pregunta, ¿el mal es fijo e interno o mutable e interno?, la respuesta es que “nuestra naturaleza puede virar hacia el lado bueno o el lado malo del ser humano. Según esta perspectiva incremental, las cualidades se adquieren mediante la experiencia o la práctica intensiva o por medio de una intervención externa, como el hecho de hallarse ante una oportunidad especial. En otras palabras, podemos aprender a ser buenos o malos con independencia de nuestra herencia genética, nuestra personalidad o nuestro legado familiar”. Es decir, el entorno puede moldear esa sonrisa infantil hasta convertirla progresivamente en un rostro que proyecta odios y ejecuta sus resentimientos; en un ser capaz, por ejemplo, de disparar unas nueve veces a alguien a plena luz en el Centro San Ignacio, salir de la escena del crimen como si nada y burlarse de la oficial de policía a quien le dice dónde está el muerto. ¿Cómo? A través de un entorno familiar con despotismos y carencias, en muchos casos donde los niños ven y son víctimas de abusos y donde no se imponen reglas ni se diferencia entre lo socialmente aceptado como bueno y malo. Pero la deshumanización también puede alcanzarse por otras vías.

Recuerdan ustedes los casos de Kleivert Roa y de Marvinia Jiménez. La respuesta de cómo se llega al asesinato de Kleiverth pasa por el tratamiento dado por las autoridades al caso de Marvinia. Marvinia fue agredida con brutalidad el lunes 24 de febrero 2014 en el sur de Valencia por una manada enardecida de funcionarios de una cosa llamada la Guardia del Pueblo. En una entrevista publicada en el portal Runrun.es, se asegura que la sargento segunda Josneidy Nayarit Castillo Mendoza, vista por el mundo entero protagonizando el brutal hecho y con orden de aprehensión desde el 2 de marzo del año pasado, no se ha presentado y se le ha visto por la calle como si nada. ¿Hace falta que le explique cuál es el mensaje que este tipo de aberraciones judiciales transmiten a uniformados y colectivos que reciben su diaria dosis, en cadena nacional, de que “los otros”, entre los que orgullosamente me incluyo somos apátridas, pelucones y que no volveremos? Un año después, Kleiverth, un muchacho de apenas 14 años fue asesinado por un funcionario de la PNB en la carrera 15 del Barrio Obrero de San Cristóbal.

El mismo Zimbardo explica que la deshumanización “es uno de los procesos centrales de la transformación de las personas comunes en victimarios indiferentes, incluso sin sentido del mal”. Esto fomenta la percepción de que las otras personas son menos que humanos y hace que algunos vean a otros como enemigos que merecen torturas, tormentos o peor aún, la aniquilación. El detalle está en que este proceso no solo se construye en hogares disfuncionales. El Estado y su aparataje pueden propiciarlo como ya he señalado. En la Alemania nazi, Julius Streicher, editor de un periódico semanal llamado tuvo la idea de presentar en su periódico propaganda antisemita que luego fue transferida hasta los libros escolares que leían los niños alemanes. El objetivo de la propaganda educativa era presentar una concepción deshumanizada de los judíos. Por estos días, la propaganda oficial venezolana se empeña en mantener al aire algunas imágenes donde se menosprecia por sus ideas a dirigentes de la oposición y en consecuencia, a las personas que le siguen.

La deshumanización quedó más que evidente en el programa En tierra hostil que se grabó en el país, cuando las periodistas entrevistaron a un hampón que sin temblarle la voz y con absoluta tranquilidad habló de asesinatos y secuestros como cualquiera de nosotros puede hacerlo del último viaje fuera del país y de lo lejos que vemos el próximo. Para esos monstruos somos menos que humanos, que solo merecemos estar vivos si ellos pueden obtener algún beneficio económico. Así está Venezuela, dominada por el efecto Lucifer.


@GonzalezGDaniel

martes, 21 de abril de 2015

Procter & Gamble informa precios justos de sus productos

La filial venezolana de la multinacional americana Procter & Gamble dio a conocer el día de hoy un listado con los Precios de Venta Justos de los productos que comercializan en el mercado venezolano y que en muchos de los casos están regulados por el gobierno nacional.



Dentro de los productos que se encuentran en el listado están los enjuagues bucales y cepillos de dientes de la marca Oral B, detergente líquido marca Ariel, además de máquinas y cartuchos de máquinas para afeitar.
 


lunes, 20 de abril de 2015

Pasaporte venezolano ocupa puesto 25 en ranking de Arton Capital

A pesar de la crisis económica y política que enfrenta el país, nuestro pasaporte no está tan mal parado dentro del ranking de los pasaportes más fuertes del 2014 y ocupa el puesto 25, ofreciendo rápido acceso a 113 países en el mundo. Con la misma cantidad de accesos se encuentran Ciudad del Vaticano, Antigua y Barbuda y Uruguay. A pesar de que estamos lejos de los todopoderosos pasaportes de Estados Unidos y el Reino Unido, que dan acceso sin visa a 147 países, no estamos tan mal como Iraq o Nepal, con rápido acceso solo a 28 países.



El primer país latinoamericano en aparecer en el ranking preparado por la empresa financiera Arton Capital es Argentina, seguido de Brasil y Chile. Dentro de los países de América Latina, Venezuela se encuentra después de México en el ranking.

jueves, 16 de abril de 2015

Venezuela está peor que la República Democrática del Congo

Las cifras son pavorosas y no tienen comparación en la región. El Fondo Monetario Internacional prevé una caída del 7% del PIB y una inflación de 96,8% al cierre de 2015, cifras que ante la realidad que percibimos parecen bastante conservadoras. Se estima que el desempleo llegue a 12,8% convirtiéndose oficialmente en el más alto de la región.



Estas cifras son un indicador de que algo se está haciendo muy mal en el gobierno de Nicolás Maduro. Para Madagascar, uno de los países más pobres del mundo, el FMI prevé un crecimiento del PIB y una inflación de 7,6%. Hasta la República Democrática del Congo, un país devastado por conflictos armados, tiene mejores perspectivas que Venezuela y se espera un crecimiento de 9,1% del PIB y una inflación de 2,4%.

Audio: Resumen Económico

Sobre el reciente comunicado del Cencoex, la inflación según Jesús Cacique y la migración de médicos

lunes, 13 de abril de 2015

Alemania y sus demonios

A inicios de mes, un artículo de opinión en el diario El País llamó mi atención. Lo firmaba Fernando Aramburu y se titulaba Alemania, una lección de humildad y estaba dedicado a la prepotencia alemana, una sociedad que en base a su poderío económico en Europa pareciera que se acostumbró a mirar por arriba del hombro a sus vecinos menos afortunados y juzga sin contemplaciones las políticas de otros. Alemania es como la ama de casa perfecta. La que tiene un marido banquero, sale a hacer las compras en su Mercedes del año, siempre está impecable y mira con desprecio a la vecina clase media, media baja, con problemas económicos y que conduce un auto destartalado.

Sobre esa Alemania, Fernando Aramburu escribe: “Y toda la incesante riolada de sangre e infortunios, con sus imágenes correspondientes (seguidas del deporte y el tiempo para mañana), tienen un denominador común. Todos esos hechos atroces suceden lejos, afectan a otros, lo cual, repetido desde hace años, fomenta en la ciudadanía local el convencimiento no poco chovinista de que en su país se hacen las cosas bien, todo funciona, las soluciones preceden a los problemas, etcétera”. Imagino que así logran olvidar que uno de los más grandes asesinos de la historia, Adolf Hitler, salió de sus entrañas.


Pero mientras todo iba de maravillas en la primera economía de Europa y uno de las más sólidas del mundo, en la mente de un alemán de 27 años se fraguaba un plan nefasto. Las ideas suicidas rondaban su perturbada mente y sus deseos de ser conocido estaban próximos a hacerse realidad en una mezcla de tragedia y sinsentidos. Es posible que mientras revisaba en su computador personal formas de suicidarse, el noticiero de su país narrara las vicisitudes griegas o las corruptelas españolas.
A las 9:55 de la mañana del 24 de marzo despegó del aeropuerto El Prat de Barcelona el vuelo 9525 de Germanwings, la filial de bajo costo de uno de los orgullos alemanes, Lufthansa. El vuelo debía llegar al aeropuerto Internacional de Düsseldorf, en Alemania; pero antes de la mitad del recorrido el Airbus A320-211 se estrelló en los Alpes franceses de Provenza. “Y entonces ocurrió el desastre. Un avión de Germanwings, filial de Lufthansa (uno de los diamantes de la marca Alemania), se estrelló contra una ladera de los Alpes y, en las primeras horas después del luctuoso suceso, poco le faltó a algún locutor para echarles la culpa a los montes. De un plumazo habían fallecido 150 personas, entre ellas un nutrido grupo de adolescentes y dos bebés”, dice Aramburu. Sobre la prepotencia alemana, continúa. “Poco a poco se iría restableciendo la normalidad. Alemania estudiaría las medidas oportunas para evitar riesgos similares en el futuro y la UE, en colaboración con los organismos aeronáuticos competentes, promulgaría nuevas normas de pilotaje.”

Pero según las chismosas cajas negras, no fueron los montes los que se atravesaron. Al parecer, el copiloto, el alemán Andreas Lubitz, estrelló con premeditación la aeronave contra las montañas y acabó no solo con su existencia sino con la vida de otras 149 personas que confiaron en el sistema y pusieron sus vidas en manos de alguien que en teoría debía llevarlos a su destino a salvo. Así, Alemania volvía a ser noticia, pero no teniendo como imagen a una impenetrable Angela Merkel hablando de tramos de ayuda financiera para sus vecinos menos afortunados. La imagen era ahora de investigadores descubriendo informes médicos en casa de una persona que al parecer ese día no debía volar y que como se desprende de las pesquisas, quizá nunca debió hacerlo.

Y es que siempre, la vecina engreída que mira a la otra de reojo, suele tener un secreto, un guardao o una herida abierta que intenta ocultar. “Hay unas imágenes de televisión que muestran al alcalde de Haltern mientras escribe unas líneas en un libro de condolencias. Al terminar, un periodista lo pone al corriente del resultado reciente de las pesquisas. Ha sido el copiloto, fulanito de tal, que adolecía de estos y los otros trastornos psíquicos, tenía problemas de visión y mucho miedo a perder el puesto de trabajo. La cara del alcalde se demuda. Sus palabras son de enojo, incluso de rabia, en cualquier caso de impotencia”, escribe Fernando Aramburu.

Y así, Alemania volvía a cambiar al mundo, por lo menos al aeronáutico. Muchas aerolíneas europeas, sin una norma comunitaria sobre el tema aún, han adoptado el principio que rige en Estados Unidos y la cabina de los vuelos comerciales nunca debe quedar con una sola persona. Así que no crean que Alemania solo tiene diamantes, también tiene demonios que cuando se sueltan rememoran el infierno.


@GonzalezGDaniel

viernes, 10 de abril de 2015

Bancos del Estado monopolizan sistema cambiario

En medio de la escasez más pavorosa que Venezuela haya conocido, el gobierno de Nicolás Maduro anunció hoy viernes nuevas regulaciones para la asignación de divisas para consumos al exterior. Más allá de la disminución de los montos a asignar, cosa a la que el venezolano se ha ido acostumbrando progresivamente, lo que llama la atención es que por primera vez desde el inicio del control de cambios es que solo la banca pública está autorizada para realizar las operaciones cambiarias. Así lo establece el artículo 5 de la providencia 011.


Así, unas 1.139 agencias de la banca pública absorberán los clientes de unas 2.427 agencias de la banca privada del país; trayendo a los clientes de estas instituciones retrasos, malestares y de seguro largas colas y malos ratos.


@GonzalezGDaniel

miércoles, 8 de abril de 2015

Bancos reducen sus préstamos internacionales, según FMI

El Fondo Monetario Internacional en su Informe sobre la estabilidad Financiera Mundial señala que desde la crisis financiera mundial, las regulaciones más estrictas sobre los bancos han llevado a las instituciones a reducir sus préstamos internacionales y han reenfocado su atención en regiones y centros financieros que revisten mayor importancia estratégica para ellos.



La tendencia ha estado impulsada fundamentalmente por los bancos de la zona euro. El repliegue de los créditos transfronterizos de los bancos europeos a Asia abrió margen para la expansión de otros bancos más regionales. Esta situación ha propiciado que los bancos chinos y japoneses cubran parcialmente la brecha. 

viernes, 3 de abril de 2015

Segunda caja negra de avión de Germanwings confirma intención suicida del copiloto

La segunda caja negra del avión de Germanwings siniestrado en Francia, que registra los parámetros técnicos del vuelo, fue descubierta el jueves por la tarde en un barranco de la zona siniestrada. Tras un primer análisis, la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA) anunció que los datos confirman una acción deliberada por parte del copiloto alemán Andreas Lubitz.



La BEA indicó que “un primer análisis revela que el piloto presente en cabina usó el piloto automático para iniciar el descenso del avión hasta una altitud de 100 pies” y agrega que en varias ocasiones antes del impacto, el copiloto “modificó los ajustes del piloto automático para aumentar la velocidad del avión en descenso”.

domingo, 22 de marzo de 2015

Receta para destruir a un país

Ingredientes

Para destruir a un país usted necesitará básicamente de:

Un par de resentidos sociales con aspiraciones políticas
Algunos millones de ciudadanos dispuestos a ser instrumentos ciegos de su destrucción
Otros millones de ciudadanos que piensen que “eso nunca va a pasar”
Una oposición incoherente
Un tejido institucional pobre
Un sistema político “culpable” de todos los males
Una empresa petrolera
Un Banco Central servil
Un control de cambio
Un control de precios
Un imperio


Preparación

Tome al par de resentidos sociales y hágalos aparecer en escena. Una intentona golpista suele funcionar muy bien. Haga que culpen de todos los males del país (corrupción, pobreza, inseguridad, etc.) a un sistema político que generalmente es viejo y donde caso siempre han figurado dos partidos políticos (AD y Copei, o PP y PSOE). Los resentidos deben construir un discurso que colonice las mentes de unos cuantos millones de ciudadanos que gracias a su descontento son incapaces de tomar decisiones políticas racionales e ir a elecciones con las instituciones hijas de los sistemas corruptos que tanto critican.
Una vez electos los resentidos estos deben iniciar el proceso de destrucción de la vieja institucionalidad y la sustitución por un nuevo esquema favorable a los intereses de la nueva clase política gobernante. Así se erige un tejido institucional pobre que sirve de soporte y fachada de gobiernos tira la piedra y esconde la mano. Nacen los tribunales de justicia cómplices, los organismos electorales gobierneros y los defensores de puestos.
Para destruir un país usted necesitará, también, de una oposición nada coordinada y a veces chapucera, que por ejemplo, decida no presentarse a algunas elecciones –parlamentarias, preferiblemente- y esto haga que las fuerzas democráticas pierdan espacios claves. Ante la ausencia de una oposición coherente, el gobierno forajido no tiene inconveniente para consolidar el tejido institucional que lo sustenta y nombra a su antojo y sin oposición a los jefes de organismos que deberían servir de contrapeso.
Si cuenta con una empresa petrolera usted debe usarla también para la destrucción. Esto lo puede hacer de varias formas. Lo más usual es destruir la meritocracia de la empresa y convertirla en la caja chica del gobierno, a través de la cual, dará migajas a los descontentos sempiternos, mientras los burócratas llenan sus cuentas en paraísos fiscales. También regale petróleo y cree alianzas a costas del petróleo ajeno, porque suyo no es. Esto le generará solidaridades automáticas y siéntese a violar derechos humanos como si nada. Aquellos a quienes usted les regala petróleo jamás alzaran la voz para criticarlo o llevarlo al banquillo de los acusados.
Un país no puede destruirse sin convertir a la economía en una mesa sin patas. Para lograr esto usted deberá controlar al banco central y hacer que le imprima dinero sin respaldo. No puede destruir bien un país sin controlar el tipo de cambio y los precios en la economía. Mientras todo esto ocurre, no olvide tener a la mano a unos cuantos ciudadanos opositores que bajo el lema “eso nunca va a pasar” o “esto no es –inserte aquí el país de su preferencia-“ se van de vacaciones mientras usted “ajusta” el tipo de cambio, mete presos a líderes de la oposición o dice que la inflación está en el cielo por culpa de la especulación, los contrabandistas y los bachaqueros.
Y si tiene previsto irse para el más allá, deje a sus seguidores claras instrucciones por votar de entre lo malo por lo peor. Revuelva bien y deje cocinar eso en un discurso encendido de odio a unos 350° F y nunca deje de aderezar culpando a cualquier imperio por las “guerras económicas” y por todo lo que usted no haga bien. Sáquelo del horno, no lo deje enfriar y al cabo de unos cuantos años tendrá al país con la inflación más alta del mundo, en recesión, con colas por doquier y sin esperanza de cambio. 

Daniel González González
@GonzalezGDaniel

martes, 24 de febrero de 2015

Unidad Tributaria pasa de 127 a 150 bolívares

La Unidad Tributaria, la medida de valor creada con fines tributarios en Venezuela y que rigen las imposiciones, exenciones y sanciones en el país se incrementará 18,11% al pasar de Bs. 127 a Bs. 150.



Este incremento fue aprobado por la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional y debe ir a plenaria para su discusión, aprobación y publicación en Gaceta Oficial.

lunes, 16 de febrero de 2015

Infografía: Inflación en Venezuela 2014


Giordani, no se lave las manos

Jorge Giordani, conocido en sus círculos más cercanos como El monje, fue ministro de Planificación del gobierno de Chávez en varias oportunidades. Maduro lo ratificó en el cargo en abril de 2014 hasta su defenestración. Al menos desde el año 2009 estuvo frente a las finanzas del país. Este señor no es economista, es ingeniero electrónico. Hace unos días ofreció una entrevista de la que al cierre de esta nota solo había circulado la primera parte, pero donde palabras más palabras menos deja ver que el desastre de hoy ocurrió como por generación espontánea y que si el difunto viviera no estaríamos como estamos.


Según Giordani estamos atrasados en asumir la crisis económica desde el 07 de octubre de 2012. En la entrevista señala que tenemos ya casi tres años de atraso y dice que había que tomar “medidas duras después del evento electoral”. ¿Cuáles profesor Giordani? ¿Por qué luego de más de diez años de revolución Venezuela estaba en crisis? Evidentemente mentía Chávez cuando en sus alharacas domingueras decía que la economía estaba “blindada” ante la crisis, ¿o no?

Sobre la crisis dice: “que ella llegue a ver si adquirimos conciencia de los límites, que bueno para que tengamos conciencia y nos ajustemos los cinturones, porque no hay dólares, ni bolívares, y no se puede seguir sacando bolívares con la maquinita y del Señoreaje del Banco Central de Venezuela, ni tampoco los dólares dado que no se aumenta la producción petrolera”. Aquí resaltan dos cosas. La primera es que asume que no hay bolívares ni dólares, pero, ¿hasta qué fecha fue Giordani ministro? Y la segunda es que asume el atraco del gobierno a los ciudadanos a través del señoreaje, pero parece olvidar el exministro Giordani un detallito. En 2010 la ley del Banco Central de Venezuela fue reformada y uno de los cambios lo sufrió el capítulo 15 donde se permite que uno de los directores será un ministro del área económica. ¿Y la autonomía del BCV, señor Giordani? No se lave las manos porque resulta que en la Gaceta Oficial 39.419 su nombre aparece refrendando la reforma en su carácter de Ministro de Planificación y Finanzas.

Giordani nombra también un monstruoso despropósito de Hugo Chávez. Sobre eso menciona en la entrevista: “´Él decía (Chávez), traemos una deuda no de la Cuarta República, sino de 200 años, además es una deuda de la Patria Grande, ¡Haití nos dio todo, en momentos! en que Bolívar lo necesitaba y después dicen estamos regalando, no estamos regalando, estamos compartiendo con la Patria Grande, entonces la deuda era de la Patria Grande, no solo de Venezuela”. Aquí me reservo el comentario.

El señor Giordani también dice que las colas “no son menos que un signo de ineficiencia”. ¿En serio? Un poco más y descubre el agua tibia, el arroz blanco o que Obama es negro, profesor. Pero, ¿olvida usted que durante los últimos años de gestión del difunto presidente Chávez había colas apoteósicas en el interior del país para conseguir los bienes más insulsos? Y en Caracas también, solo que eran más tímidas y usted sabe bien porque eran así. Al gobierno del que usted formaba parte no le convenía que la capital mostrara las costuras del desastre que ustedes habían cosido; igual que mientras en el interior había más apagones que agua, en Caracas el racionamiento de electricidad no llegó a prosperar.

Respecto al “gobierno revolucionario” señala que hay que defenderlo, pero, profesor, ¿a cuál? ¿A este que como deja usted ver entre líneas no está asumiendo la crisis y nos está convirtiendo en “casi el hazme reír de América Latina”? Si es a este, entonces entiendo menos sus declaraciones. ¿Cómo defender a un gobierno que literalmente está acabando con el país? Pero eso no es todo. Ese gobierno tampoco surgió por generación espontánea. Quien fuera su jefe, antes de partir al que sería su último viaje a Cuba, instruyó a todos sus seguidores a votar y elegir a Nicolás Maduro si se llegaban a convocar nuevas elecciones. Profesor Giordani este escenario lo propició el propio Chávez al dejar la conducción del país en manos de un conductor de autobuses, me perdona.

Y para superar la crisis nos da la receta. Le preguntan: ¿Cómo podemos superar esta crisis? Giordani contesta: “Hay que hacer una Ley draconiana contra la corrupción, porque no aprobamos esa Ley como una primera medida y el pueblo de Venezuela la va a aplaudir, ¿quiénes no la van a permitir? ¡los que están en ese proceso, involucrados en el fenómeno de la corrupción! Primero: ¿Venezuela no tiene leyes anticorrupción? La última reforma la firmó Maduro a finales de 2014, profesor y ¿ha pasado algo? Pues no, porque el problema no es de leyes es de quien las debe hacer cumplir y si quienes están encargados de esto son corruptos, se lo resumo, es como si dejara a un gato al cuidado de un ratón.

Señor Giordani, por favor, no asuma que Venezuela es un país de brutos. Todavía queda gente que recuerda sus pasos por eso que ustedes llaman “gobierno revolucionario”. ¿Sabe quiénes deben recordarlo con mucho cariño? Los directivos de casas de bolsa a quienes metieron presos por, según ustedes, alimentar el mercado negro del dólar. ¿Recuerda qué pasó? ¿Visita usted DolarToday? Al dólar no lo paró que ustedes acabaran con el mercado permuta y ,oh, sorpresa, resulta que regresa. Tenga decencia y al menos no intente lavarse las manos.

Daniel González González

@GonzalezGDaniel

lunes, 9 de febrero de 2015

La reinstitucionalización necesaria

“Los mercados efectivos son una consecuencia de las instituciones que proveen maneras de bajo costo para medir y hacer cumplir contratos”

Douglas North decía que las instituciones “son las reglas de juego de una sociedad o, más formalmente, son las limitaciones ideadas por el hombre que dan forma a la interacción humana”. Esta semana Guayoyo en Letras está de aniversario y la edición especial viene sobre la reconstrucción de Venezuela. A pesar de saber que todo está destruido, quise hacer un planteamiento de por dónde iniciar y de inmediato supe que una de las primeras cosas a reconstruir es la institucionalidad. Todos sabemos que cuando pase la tormenta política, habrá que limpiar los escombros dejados por el chavismo y el maligno postchavismo y una vez terminado ese proceso, levantar muchas cosas de cero. Una de esas cosas que necesariamente hay que elevar son las instituciones de este país, que fue lo primero que el gobierno destruyó con sus huracanados vientos de odio y repulsión hacia la economía de mercado.


Las instituciones son fundamentales para el buen funcionamiento de una economía de libre mercado, pero, ¿qué pasa cuando se pretende pasar de una economía de mercado a una comunista? Ocurre lo que ha sucedido en Venezuela. Se destruyen las instituciones que sirvan de columnas a los mercados. En el marco de una economía de mercado, las instituciones deben desempeñar tres funciones básicas: regular la competencia, definir y hacer valer los contratos y los derechos de propiedad y corregir las asimetrías de información. Bajo el enfoque de North, las instituciones formales incluyen las normas contempladas en la ley y las informales serían aquellas que se encuentran por fuera del sistema legal y que se expresan en códigos de conducta no escritos. Así, las penosas normas contenidas en la Ley de Precios, por ejemplo, formarían parte de esas instituciones formales. Es evidente que desde que Hugo Chávez ascendió al poder, desbarató la institucionalidad que fundamentaba la economía de mercado y sentó las bases de este sistema que no tiene ni pies ni cabeza, pero que premia la piratería, la chapucería y la improductividad

Existe un amplio consenso en cuanto a la relación existente entre el desarrollo de los países y la calidad de sus instituciones. En este sentido el desarrollo de los países dependería de la capacidad de estos para poner en marcha instituciones que propicien y aseguren la economía de mercado y se le asigna un papel fundamental a la seguridad jurídica, característica fundamental del Estado liberal de derecho y tan atropellada por estos días desde las “altas” esferas rojas. La tormenta roja sabe que sin seguridad jurídica no se sostiene una economía de mercado y de allí el empeño en convertirla en algo que no existe en el país. Ejemplos de la ausencia de seguridad jurídica hemos tenido muchos en los últimos años, pero en los últimos días la tolvanera de casos se ha incrementado. Los más recientes son las arbitrarias e infundadas detenciones y amenazas a directivos de Farmatodo y de la cadena Día Día Practimercados. Es la conspiración de un Estado institucionalmente delincuente contra el desarrollo del país y el ajuste de las instituciones para el logro de fines inconfesables que solo alimentan las arcas de una cúpula de sátrapas.

Así, la reconstrucción de este país pasa por derrumbar las instituciones formales e informales creadas por el chavismo y por este chiste de terror en que se ha convertido su continuación. Pero esto no será lo más fácil de lograr, porque la destrucción institucional se regó en el país como un tumor maligno en su fase más voraz. Se supone que pueden generarse cambios a través de elecciones, pero la destrucción institucional llegó al CNE, al TSJ, a todas partes. Si en algún momento la Venezuela decente consigue retomar el poder y salvarlo, el proceso de reinstitucionalización es necesario antes de cualquier cosa y habrá que hacer lo mismo que hizo el chavismo. Destruir las bases que han sembrado de este sistema económico controlado desde Miraflores, no quedará de otra. No será un proceso fácil y mucho menos rápido, pero sin duda será necesario para que en Venezuela vuelva a tenerse confianza. Debe entenderse que desde el momento en que se inicie ese proceso, la labor del Estado deberá concentrarse en promover la destrucción del sistema institucional heredado del chavismo y propiciar el desarrollo institucional que propicie una economía coherente. El país necesita hoy más que nunca de instituciones que regulen la competencia, no que la destruyan y creen monopolios gobierneros inservibles; que corrija las asimetrías de información, no que las profundice; pero por sobre todas las cosas necesita de instituciones que hagan valer los derechos de propiedad.

Daniel González González

@GonzalezGDaniel

lunes, 2 de febrero de 2015

Nicolás, ¿te acuerdas de Zelaya?

Nicolás Maduro dijo en el marco de la visita de los expresidentes Sebastián Piñera, Felipe Calderón y Andrés Pastrana, entre otras cosas, lo siguiente: “Ustedes deberían estar preocupados por las crisis en sus países, y no meter sus narices en Venezuela” y sin pruebas, al mejor estilo del chavismo, espetó: “Se han conformado como un club de expresidentes vagos. Ahora les pagan con dinero sucio, del narcotráfico, para que vengan a apoyar. Aquí está el pueblo de Venezuela. Hagamos respetar a Venezuela. ¿Qué es eso de que van a traer a expresidentes para apoyar el golpe económico contra Venezuela? ¿Cuándo se ha visto eso?”. Pero, Nicolás, ¿tú te acuerdas de Zelaya? ¿Recuerdas esos días de 2009 en que metiste más que las narices en un entierro donde no tenías ni vela ni muerto?


Voy a resumir un poco la historia. Corría el año 2009, Manuel Zelaya era presidente de Honduras y en noviembre serían las elecciones generales. El señor Zelaya Rosales estaba proponiendo, para seguir la costumbre del señor Chávez, colocar una cuarta urna en esas elecciones para consultar a la población si estaba de acuerdo en hacer modificaciones a la Constitución hondureña. Para hacer corta la historia, el resto forma parte de la historia universal de inicios de siglo. El 28 de junio las fuerzas militares hicieron que Zelaya tomara un avión fuera de Honduras y así se consumó el golpe de Estado. En ese entonces, Nicolás Maduro era el Canciller de Venezuela. ¿Lo recuerda, señor?

Venezuela no se limitó a condenar el golpe de Estado, sino que tomó parte activa en un conflicto ajeno poniéndose de lado de su socio político Manuel Zelaya. El 23 de julio, el gobierno de Venezuela anunciaba que su canciller, Nicolás Maduro, acompañaba a Manuel Zelaya en su viaje desde Managua hacia la frontera hondureña. ¿Te acuerdas Nicolás?

Refiero esto preciso por todo el revuelo que ha causado en el régimen venezolano la visita de los expresidentes y que ha convertido, al menos a las cancillerías venezolanas y colombianas en una especie de aquelarre de viejas chismosas. El lunes 26, la Cancillería colombiana emitía un comunicado donde rechazaba los señalamientos y calificativos en contra del expresidente Pastrana y expresaba el deseo de que el exmandatario recibiera el trato digno que reviste su investidura de exjefe de Estado y señalaba que en su visita de carácter “privado” estaba en su derecho de decidir a quién visitaba.  El martes, la Cancillería venezolana repudiaba las declaraciones de la Canciller colombiana y señalaba que lamentaban que “la Cancillería colombiana avale posiciones contra la democracia venezolana y el Gobierno constitucional del Presidente Nicolás Maduro, lo que constituye un retroceso peligroso en las relaciones bilaterales”. ¿Recuerda Nicolás que sus oficios sobre la situación en Honduras no tuvieron carácter privado sino público?

Es importante puntualizar algunas cosas y una de esas es precisamente que el expresidente Pastrana, así como los demás exmandatarios, no vinieron a Venezuela representando la posición de sus respectivos gobiernos, como sí lo hizo Nicolás Maduro en 2009 representando al régimen de Hugo Chávez. Solo por lo anterior, las quejas de la Cancillería criolla son un absoluto despropósito, porque ninguno estuvo aquí en carácter de embajador, ministro o representando ningún cargo público colombiano, chileno o mexicano. Por otra parte, si Nicolás, quien durante sus oficios en Honduras cobraba un sueldo por cuenta de todos los venezolanos -incluidos aquellos que no nos sentíamos representados por su accionar-, tiene pruebas tangibles de sus acusaciones sobre el supuesto dinero “sucio” que estos presidentes han recibido, pues que las presente, que no se quede con ese guardao. Además, Nicolás, que fue Canciller, debería recordar el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que reza en parte: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones…”. ¿Recuerda usted eso?

Presidente, en vez de estar viendo enemigos donde no los hay y echándoles la culpa a otros por su pésimo gobierno, enfóquese en rescatar al país. Un datico presidente, si su régimen no hubiese cometido la torpeza de negar el acceso a Ramo Verde a estos líderes regionales, quizá esas visitas no hubiesen ocupado más de un par de titulares en esa que usted llama la prensa de derecha de aquí y de allá, pero su gobierno es torpe y les dio más repercusión de la que buscaban. Aunque sabe, cada día dudo más de su torpeza, porque usted sabe tanto como yo lo que a su régimen le conviene mantener distraídos a su sempiterno corrillo de hacedores de cola. No es lo mismo que hablen de la inflación que del “atrevimiento” de Pastrana, ¿no es así? Otra vez, ahora que refresqué un poco la escasa, torpe y corta memoria colectiva: Nicolás, ¿te acuerdas de Zelaya?

Daniel González González

@GonzalezGDaniel

El aeropuerto del adiós y mis sobrinos

Se llaman Daniela y Gabriel y son el mejor regalo de la vida, del universo. Son, entre pocos, los cariños más sinceros, las sonrisas más hermosas y los abrazos más reconfortantes. Aunque Daniela es muy diplomática, todos saben que su tío favorito es Rubén y Gabriel, siempre dice que soy yo. Siempre me emociona escucharlos, verlos y abrazarlos, jugar con ellos y ver algún episodio de cine Boomerang con Gabriel o Violeta con Daniela. Dentro de pocos días y quizá mientras usted lee estas líneas, ellos estarán abordando un avión rumbo a otras tierras.


Cuando hace algunos meses escribí El aeropuerto del adiós, ya habían caminado por ese piso fruto del ingenio de Cruz Diez, varios amigos decididos a dejar atrás a un país que se hunde en la miseria. El proceso de descomposición se ha acelerado. El hundimiento ya no es tan lento, es vertiginoso y así, afloran los deseos de huir antes de que sea demasiado tarde, pero sobretodo, en muchos casos, de salvar a los niños.

Mis sobrinos han vivido toda su corta vida en la Venezuela chavista y al menos Daniela, la mayor, habla de la escasez con tanta naturalidad como si conversara de Tinkerbelle. Es aterrador y no hay derecho. Mientras a uno le indigna el tema, para ella es algo normal, es lo que ve cada vez que sale a hacer mercado o acompaña a su madre a la farmacia. Gabriel es un poco menor, pero de seguir aquí, hablará de esos temas y las colas como si lo hiciera de las aventuras de Max Steele. No entienden mucho eso de “irse” y dentro de su inocencia le preguntan a Carmen, su abuela, mi madre, por qué no se va con ellos. A sus escasos años no lo entienden, pero literalmente están huyendo junto a sus padres.

Daniela ha vivido de cerca las consecuencias del modelo chavista y aunque no entiende bien qué pasa, sabe que algo sucede. Ella desde muy pequeña ha necesitado jabones y cremas especiales para cuidar una piel delicada que debe ser atendida con sumo cuidado. Desde que para el gobierno todos los jabones son iguales, indistintamente de que sean medicados o no, los que ella usaba desaparecieron del mercado, igual que algunas cremas que por el tema cambiario han dejado de llegar al país o llegan en insuficientes cantidades. Así, sin quererlo, es víctima inocente de un obsesivo modelo de controles. Tiene derecho a conocer un país donde prevalezcan las libertades.

Existe Skype, Whatsapp y cualquier cantidad de aplicaciones para comunicarse y aunque pueda verlos y hablar con ellos cuando quiera, extrañaré sus abrazos, sus tiernas sonrisas, los gritos de Daniela mientras corretea por los pasillos o ver a Gabriel despierto desde las seis de la mañana cuando por alguna razón mi hermana los dejaba dormir en casa. Si se quedan en el país que los recibirá, echaré de menos los actos del colegio a los que me invitaban, las presentaciones de baile de Daniela, las tardes de perros calientes en la cocina de la casa de la abuela y esas peleas locas entre ellos que siempre se sellaban, al final, con un gesto de cariño. Los voy a extrañar con la vida, pero sé que estarán mejor a donde quiera que vayan y eso me conforta. El amor es precisamente eso, entender que el otro siempre debe estar mejor.

No faltará quien diga que los movimientos migratorios son naturales y es cierto, lo que no es natural es que cada día más y más familias se dividan por culpa de los vulgares malhechores que han tomado por asalto a Venezuela y que ni siquiera en este momento aciago en que se desangra desde el cabo San Román hasta el Amazonas y desde el río Intermedio hasta la confluencia del Barima y Mururuma, tienen la buena intención de hacer algo por salvarlo. Sobrinos míos, con tristeza les digo hasta pronto, pero con fe les digo que estarán mejor. Los amo y ojalá aprendan y sepan cuando crezcan, al cabo de unos pocos años, que la libertad vale todos los esfuerzos, todos los sacrificios y todas las distancias. Sé que sus vidas cambiarán para mejor el día en que dentro de ese avión, se cierre la puerta, se eleven y dejen atrás a un pedazo de tierra al que hace unos años llamábamos país y que los sátrapas gobernantes han convertido en una pequeña sucursal del infierno donde lo único que no escasea es el mal vivir y el hampa.

Daniel González González

@GonzalezGDaniel

domingo, 1 de febrero de 2015

Comunicado de Farmatodo a propósito de procedimiento abierto por la Sundee

A nuestros colaboradores 
Queremos recordarle a toda la gran familia Farmatodo; nuestro principal objetivo es el oportuno abastecimiento de medicamentos y artículos de primera necesidad a las comunidades venezolanas, labor que venimos desempeñando desde hace más de 96 años, siempre apegados a la normativa legal vigente y abiertos al trabajo en conjunto con los diversos actores sociales: gobierno y comunidad, entre otros.
Durante los últimos meses hemos tenido que tomar una serie de medidas especiales, las cuales han requerido de un alto compromiso por parte de ustedes, para agilizar aún más la llegada de los productos a los más de 2.5 millones de clientes y pacientes que nos visitan semanalmente, en nuestras 167 farmacias ubicadas en todo el territorio nacional
La conducta de Farmatodo es conocida y transparente, por lo que estamos permanentemente a disposición de las autoridades para que fiscalicen nuestras operaciones, tal y como lo han venido realizando en las más de 60 inspecciones que hemos recibido satisfactoriamente, durante el mes de enero.
Durante el día de ayer recibimos una fiscalización por parte del SUNDDE y el SEBIN, en la cual se abrió un procedimiento administrativo, que ya está siendo atendido debidamente por la Dirección Legal. Como parte del procedimiento, Ejecutivos de la empresa fueron invitados a rendir declaraciones en el SEBIN.
Continuemos sirviendo a nuestros clientes, con el profesionalismo que nos caracteriza y apegados, como siempre, a la normativa legal y a nuestros procesos.

viernes, 30 de enero de 2015

Tokio, la ciudad más segura del mundo

Tokio es la ciudad más segura del mundo, de acuerdo con el Índice de Ciudades Seguras 2015, elaborado por The Economist, esto en cuanto a seguridad digital, seguridad sanitaria, infraestructura o seguridad personal. Completan el Top 10 Singapur; la japonesa Osaka, Estocolmo, Amsterdam, Sidney, Zurich, Toronto, Melbourne y Nueva York.


El informe se basa en un índice compuesto por más de 40 indicadores cualitativos y cuantitativos, agrupados en cuatro grandes categorías generales. El Índice se centra en 50 ciudades seleccionadas por la Unidad de Inteligencia del The Economist, basado en factores como la representación regional y la disponibilidad de datos. Un dato importante. El último lugar de la lista, el puesto 50, no significa que el lugar sea el más peligroso en el mundo. Este año esa ciudad es Jakarta.


jueves, 22 de enero de 2015

Google podría ser operadora de telefonía móvil

Google quiere ser operador de telefonía móvil. Tan solo en Estados Unidos está en conversaciones con Sprint y T-Mobile, dos operadoras, para contar con su cobertura y ofrecer planes junto a sus aparatos, móviles y tablets Nexus, que suelen estrenar las nuevas versiones de Android. Sin embargo, ninguna de las dos empresas de telefonía ha querido confirmar los eventuales acuerdos. Google ofrece fibra de banda ancha en Hansas, Utah y Texas y se espera que estos sean los primeros lugares donde operen sus móviles.



La meta de Google al convertirse en operador de telefonía móvil puede ser la de impulsar sus propios aparatos sin necesitar a otras empresas en cada país para su distribución.  

miércoles, 21 de enero de 2015

Maduro anuncia incremento de 15% del salario mínimo en Venezuela

Durante la presentación de la Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro anunció un incremento del 15% antes del primero de mayo y destacó que los pensionados se beneficiarán de un “Bono Salud”. Con este incremento el salario mínimo llegará a 5.634,47 bolívares.


Audio: Economía venezolana caerá 7% en 2015 según FMI

FMI: Economía venezolana se contraería 7% en 2015

Las perspectivas de crecimiento económico para América Latina se han revisado a la baja y según el Fondo Monetario Internacional la región crecerá en 2015 apenas 1,3%. En un análisis publicado hoy se menciona que la economía de Venezuela será la más afectada por la caída de los precios del petróleo y se proyecta que el PIB caerá alrededor de 7% al cierre de este año. Según el análisis, una disminución de 10 dólares de los precios del petróleo implica un deterioro de la balanza comercial venezolana del orden de 3,5%, un impacto mucho mayor que para cualquier país de la región. Se señala que la pérdida de ingresos por concepto de exportación agudizará los problemas fiscales y la recesión económica. Otros países afectados, pero en menor grado, por la caída de los precios del petróleo serán Bolivia, Colombia y Ecuador. 


El FMI señala que aunque la caída de los precios del petróleo no afecta en gran manera las perspectivas regionales en el corto plazo, América del Sur se enfrenta a fuertes vientos en contra derivados del mediocre crecimiento mundial y la continua caída de los precios de los metales y las materias primas agrícolas, es por esto que se proyecta que las exportaciones crezcan en promedio un 1% este 2015.


Daniel González G.

martes, 20 de enero de 2015

FMI: Proyecta crecimiento económico mundial de 3,5% en 2015

El crecimiento económico mundial 2015-2016 sufrió una revisión a la baja de 0,3% en comparación con el informe del FMI Perspectivas para la Economía Mundial de octubre de 2014. Así, el crecimiento se proyecta en 3,5% para 2015 y 3,7% para 2016 y reflejan una reevaluación de las perspectivas de China, Rusia, la zona euro y Japón. La revisión señala que la economía de Estados Unidos es la única economía grande cuyas proyecciones de crecimiento han mejorado y se estima que crezca 3,6% en 2015. América Latina y el Caribe, de acuerdo a estas proyecciones, crecerá apenas 1,3% este año.


Dentro de los factores que han moldeado las nuevas perspectivas mundiales resalta el descenso de alrededor de 55% de los precios del petróleo desde el mes de septiembre. El informe señala que el retroceso se debe en parte a una debilidad esperada de la demanda en algunas grandes economías. Otro factor a considerar son las profundas diferencias de crecimiento entre las grandes economías. La vigorosa recuperación de Estados Unidos contrastó con la evolución económica del resto de las grandes economías. También ha influido la apreciación del dólar de los EEUU.


Fuente: FMI

martes, 13 de enero de 2015

Banco Mundial proyecta caída de 2% de la economía venezolana en 2015

El Banco Mundial, en su más reciente informe Global Economic Prospects January 2015, proyecta que la economía venezolana decrecerá 2% en 2015 y se recuperará ligeramente a una tasa del 0,5% en 2016. De acuerdo con estos datos, el otro país cuta economía se desacelerará este año es la Argentina con una caída estimada de 0,3%. Las mismas estimaciones dan cuenta de que Colombia y Bolivia crecerán un 4,5% y 4,4%, respectivamente.



El informe señala que Argentina, Venezuela y Brasil se encuentran en la actualidad en un entorno de alta inflación con bajo crecimiento y que el débil crecimiento de estas economías pudiesen tener un efecto contagio en toda la región. 

Audio: Francia sepulta a los caídos en el ataque terrorista

lunes, 12 de enero de 2015

Narrativa: El asesinato de la periodista (Parte I)

Si la vida es rara, la muerte lo es mucho más. Quizá la mayor diferencia es que en la muerte las cosas ya no duelen en un sentido físico. El viernes a esta misma hora estaba viva, llena de sueños, ilusiones y ganas de cambiar las realidades que me golpeaban o que hacían daño a otros, pero, ¡mira si la vida es impredecible!, el sábado estaba tendida dentro de un aristocrático ataúd negro pulido con apliques dorados, en el cual solo se podía estar así, muerta. Sin duda, de haber estado viva, seguramente habría salido corriendo, eso que los psicólogos llaman claustrofobia me hubiese hecho huir de allí sin pensarlo dos veces.
Es extraño, pero hasta la muerte se convierte en un espectáculo en esta vida.  Muy a pesar de la tristeza de los deudos, se terminan imponiendo siempre esas reglas sociales que incitan a convertir un momento de dolor en un corrillo de tristezas y lamentos. Ese sábado, a cada lado del sarcófago me acompañaban dos coronas florales con una exquisita combinación de rosas rojas y blancas, lilas, muchas gerberas rojas, amarillas y anaranjadas y tulipanes blancos. Esas eran las de la familia. Las enviadas por los amigos estaban distribuidas en todo el salón de la funeraria: las de la familia Mármol, las de los Oropeza, las del Centro de la Mujer, las del Ministerio tal y las del CNP, fueron algunas de las que pude ver. ¿Y todo para qué? Creo que para preservar las relaciones entre los que quedan vivos, porque ya para mí ni las flores desprenden sus perfumados efluvios. De mí solo quedaran los recuerdos en algunos y esos hasta el tiempo los va borrando.
Desde afuera todo se ve distinto, como cuando te miras paralizado frente al espejo mientras todo a tu alrededor se mueve con absoluta normalidad. Podía verme allí, perfectamente maquillada y vestida como para el mejor de los eventos. Cualquiera hubiese pensado que iba al Miss Venezuela a impresionar a Osmel, pero no, a donde iba no había regreso, nunca más mi cuerpo volvería a ser bañado con la luz del sol. Allí estaba con los ojos cerrados e impecablemente peinada.
Mucha gente entraba al salón donde me dispensaban una mirada taciturna. El ritual fue casi común en todos los que asistieron. Primero se acercaban a mi madre, que estaba desconsolada; la saludaban, abrazaban y le susurraban algunas palabras al oído. Luego hacían lo propio con mis hermanos y mi padre y después avanzaban a verme como si de una obra de arte o alguna pintura famosa se tratara, exhibida en algún museo célebre del mundo como el Louvre, Orsay o El Prado. Lo cierto es que no era ni la Gioconda de Da Vinci ni un fresco de la bóveda de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Únicamente eran mis restos, el cadáver de quien hasta el viernes fue la feliz Paola, periodista, en el inicio de su prometedora carrera y que al día siguiente no era otra cosa más que un número adicional en la estadística de muertes violentas de este país. Dentro de unos pocos días sólo mi familia me recordaría, para el resto de las personas no sería más que una cifra dentro de alguna causa de muerte del anuario del ministerio de Salud. Lo que más me indignaba aquella tarde era que allí, entre la multitud, al lado de mi madre y mis hermanos que me lloraban atribulados, estaba él, mi asesino.


Continuará...

Audio: En Gaceta las tarifas en peajes para transporte de carga

Haití, a cinco años del terremoto

Duró 30 segundos y tuvo una magnitud de 7 grados en la escala de Richter. Murieron unas 300.000 personas y dejó sin casa a millón y medio de haitianos. Del millar y medio de campamentos establecidos en 2010 para albergar temporalmente a las familias desplazadas por el terremoto, en la actualidad existen aún 123 y viven más de 85 mil, que en su mayoría viven en condiciones precarias sin acceso a agua potable, disposición de residuos o electricidad.


Según un trabajo publicado en El País, la mayoría de quienes han abandonado los campamentos no lo ha hecho para mudarse a una vivienda segura. Buena parte regresó al lugar donde antes estaba su casa y otros han recibido subsidios de instituciones públicas y privadas para pagar una renta. Antes del sismo que dejó 1,5 millones de personas sin vivienda, el déficit habitacional en Puerto Príncipe ya superaba el medio millón de unidades y desde el terremoto apenas se han construido unas 9 mil soluciones.

La conclusión a la que han llegado los países y organizaciones involucrados en la construcción de refugios y viviendas para las familias desplazadas, como el Gobierno de Estados Unidos, es que sus planes iniciales eran demasiado ambiciosos.


De acuerdo a una encuesta publicada recientemente por el Banco Mundial, la pobreza extrema en Haití ha disminuido del 31% en el 2000 al 23,8% en 2012.