lunes, 29 de julio de 2013

Bancaribe, escuela de mala atención

Imagino que cuando los bancos reclutan cajeros, el tema de la edad y la experiencia en el área son secundarias. Creo que pesa más que sea mal educado, patán, que de servicio al cliente sepa lo que un orangután de autos y que nunca, pero nunca, sonría. Caso del cajero que estaba hoy a eso de ceinco de la tarde en la taquilla 7 de la agencia Bancaribe del Centro Lido.

Desde las dos de la tarde, casi tres horas antes, intentaba cobrar un bendito cheque, pero como cosa rara, el vigilante o el cajero te decían esa horrorosa frase: “No hay línea”. Una hora después, bajé nuevamente a intentar cobrar el cheque y otra vez la frase: “No hay línea”. Cuando finalmente hubo línea, repito, a eso de cinco de la tarde y después de esperar cerca de veinte minutos porque sólo había dos cajeros a esa hora, el insufrible de la 7 y la que no parecía más simpática, su vecina de la 6, caí en cuenta de que el cheque no era muy bendito.

Llegado el turno y con el papelito que indicaba el U-50 llegué a la taquilla 7. El cajero, educadísimo, sustituyó un cordial “Buenas tardes” por un “¿Por cuánto es el cheque?”. Al mostrarle el cheque, altaneramente me indica que un cheque por un monto superior a los 5 mil bolívares no podía ser pagado a esa hora y ante mi evidente incomodidad, básicamente porque yo no estaba a esa hora en la taquilla porque me daba la gana sino por culpa de su “línea”, se fue a preguntarle al supuesto gerente de servicios si podía hacer una excepción, solicitud que de plano fue negada.

Quien suscribe puede entender la existencia de reglas, pero como las entiendo, también sé que las reglas no pueden ser inamovibles. Más allá de que la banca tenga esa política, norma o como le quieran llamar, que además no entiendo –qué diferencia tiene un cheque de 4 mil 999 a uno de 5 mil 001-, está el hecho de que no lo había cobrado antes así como otros no lo habrán hecho, no por causa imputable a mí, sino que el responsable de que cientos de clientes no pudiésemos realizar una transacción como esa fue el banco, Bancaribe para más señas. Entonces si ellos te pueden decir que no te pueden dar un dinero que es tuyo porque “no hay línea” y eso ocurre en el horario de atención normal, ¿no pueden ellos suavizar la regla debido al “evento sobrevenido”? Por Dios, si las reglas al parecer se hicieron para violarlas, sino, miren que al parecer nos gobierna un colombiano cuando la madre de todas las leyes taxativamente lo prohíbe.

Indigna en primer lugar la calidad de la gente que una institución financiera como Bancaribe tiene empleada. Me temo que ni siquiera se preocupan en formarlos en atención al cliente y peor aún, si los formen, no hacen seguimiento para comprobar que no se estén perdiendo esos reales. Segundo. Si los culpables de que los usuarios no puedan realizar determinadas transacciones son ellos, asuman su responsabilidad y suavicen la norma una vez finalice el inconveniente.


Esto me ocurrió a mi hoy, 29 de julio de 2013 y no considero responsable de mi parte comentar situaciones que han pasado amigos con este banco, entre esas, vencimiento de cartas de trabajo en solicitudes de tarjeta de crédito. Sólo sé que difícilmente contrataré un producto o servicio con Bancaribe.

2 comentarios:

  1. ese banco no sirve pa un carajo, no da creditos, publicidad engañosa, dejo a un gentio fuera sin usar cadivi por el problema de ibm en noviembre y diciembre 2013 mientras que otros bancos hace tiempo superaron su problema ellos aun siguen en ese peo, que banco tan malo y pesimo en todo.

    ResponderEliminar
  2. era bueno, ahora es un porquería, es el peor de todos,creo que está quebrado

    ResponderEliminar