martes, 7 de mayo de 2013

Crónica de un golpe al Parlamento, en Tweets


Martes 30 de abril. Ese día se esperaba con expectativas la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, luego de que una semana antes, Diosdado Cabello negara el derecho de palabra a los diputados del bloque Parlamentario de la Unidad por su negativa a reconocer a Nicolás Maduro como presidente de la República.


Carlos Vecchio calificó de ilegal, cobarde y miserable la privación de libertad de Antonio Rivero. También invitó a los venezolanos a participar en la marcha del 1° de mayo que saldría desde los Ruíces hasta Chacaíto.

Henrique Capriles anunció a través de su cuenta en Twitter que los recursos del situado constitucional habían sido transferidos a la Gobernación de Miranda.

En la segunda reunión técnica para la verificación ciudadana propuesta por el CNE sólo participaron el PSUV y Poder Laboral, partido que apoyaba a Reina Sequera.

Ricardo Sanguino, presidente de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, negó al diputado Alfonso Marquina el derecho de palabra en esa instancia parlamentaria.

Tomás Guanipa y Ángel Medina, diputados a la Asamblea Nacional, informaron que realizaron una gira por cuatro países de Europa para dar a conocer la situación de Venezuela. "Estuvimos en España, Alemania, Bélgica y Francia. Conversamos con diputados del Gobierno y la oposición y con venezolanos activados y que apoyan a Henrique Capriles de forma determinante en esos países", informaron.

María Corina Machado aseguró que durante la sesión de la Asamblea Nacional, los parlamentarios de la Unidad no permitirían condicionamiento alguno.

Parlamentarios informaron a través de Twitter que los micrófonos habían sido retirados de las curules, además del retraso en el inicio de la sesión. Después de tres horas y media de espera se inició la sesión y el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, sentenció: "Los señores de la oposición tendrán que ir a declarar a Globovisión, El Nacional o El Universal, aquí no lo harán".
Henrique Capriles desde Bolívar afirmó que en Venezuela debía haber aumento de 40% de salario para todos. En esa entidad sostuvo un encuentro con trabajadores de las empresas básicas.

Liliana Hernández y Carlos Vecchio consignaron ante el CNE un documento donde dejaban constancia de las razones por las que el Comando Simón Bolívar no participaría en la verificación ciudadana fase 2. En el texto se leía que en la auditoría solicitada "se requería la verificación de todos los datos productos del acto de votación en cada mesa, referidos a los contenidos en actas de escrutinio, los comprobantes de voto, los cuadernos de votación, el archivo del Sistema de Autenticación Integrado - Captahuellas (desglosando por: huellas dactilares que coincidieron o no (match, no match, votantes sin huellas dactilares registradas, votantes sin miembros superiores)".

En rueda de prensa, el vicepresidente Jorge Arreaza y el ministro de Comunicaciones Ernesto Villegas, condenaron que los medios privados no reflejaran las obras del “Gobierno legítimo y elegido por el pueblo”.
En medio de la discusión de créditos adicionales en la Asamblea Nacional se produjo una trifulca que fue censurada por el canal ANTV. La noticia trascendió porque la denunciaron los parlamentarios.

Pedro Carreño, después de la violencia, aseguró que los parlamentarios de la oposición desataron el fascismo en la Asamblea. "Los diputados de oposición desataron el fascismo en el Hemiciclo, sacaron pancartas, entorpecieron la sesión con bocinas y acosaron a los parlamentarios de oficialismo", dijo.
En rueda de prensa, María Corina Machado informó que siete diputados resultaron heridos tras los ataques de sus pares oficialistas. "¡Hoy demostramos que la fuerza de las convicciones no la detienen ni las armas, ni la plata, ni los Poderes!", señaló.

Henrique Capriles se solidarizó con los diputados agredidos.
Diosdado Cabello en tono de burla se refirió a lo ocurrido en la Asamblea Nacional horas antes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario