sábado, 9 de marzo de 2013

Importaciones petroleras crecen 119,23%


@GonzalezGDaniel

En el cuarto trimestre de 2012, la cuenta corriente de la balanza de pagos mostró un déficit de 598 millones de dólares. Y mientras las exportaciones petroleras crecieron 9,06%, las importaciones de este sector aumentaron 119,23%.

El Banco Central de Venezuela dio a conocer este martes las cifras de la balanza de pagos del país y aunque el propio instituto emisor trata de darle la vuelta a los números, estos al mirarlos en detalle no mienten. El BCV en la nota de prensa difundida a los medios explica que la “balanza de pagos muestra un superávit global de 3.287 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2012”. Eso es verdad. Pero al ser la balanza de pagos un registro contable, conviene conocer el comportamiento de las cuentas más importantes para conocer su evolución.
La cuenta corriente de la balanza de pagos agrupa las transacciones por concepto de bienes, servicios, renta y transferencias corrientes que realiza el país con el resto del mundo. Esta cuenta, al cuarto trimestre de 2012, mostró un déficit de 598 millones de dólares. Este saldo representa una disminución de 116,12% respecto al saldo de igual período de 2011, que fue de 3.709 millones de dólares. Es importante señalar que desde el segundo trimestre de 2009 la cuenta corriente no mostraba déficits. El saldo del comercio de bienes se redujo 29,0% y se ubicó en 6.785 millones de dólares. Esta reducción en el saldo del comercio de bienes, unido al incremento de los déficits de los saldos de servicios y renta fue determinante en el déficit global de la cuenta corriente.
Analicemos el saldo en bienes en detalle. Las exportaciones petroleras crecieron 9,06% y llegaron a 23.781 millones de dólares. Según el BCV, esto se debió a “la expansión de 13,9% en los volúmenes exportados de petróleo, no obstante la merma de 4,3% en el precio promedio de la cesta venezolana”. Sin embargo, las exportaciones no petroleras continuaron desplomándose y esta vez la caída fue de 21,7%. Recordemos que en el tercer trimestre el desplome fue de 30,38%, respecto a igual período de 2011. Las ventas externas del sector público cayeron 22,4% y las del privado hicieron lo propio 20,6%. Indica el BCV que la contracción del sector público se debió a la baja en el valor de las ventas  al exterior de productos de acero y aluminio, mientras que las ventas del sector privado disminuyeron en minerales metálicos, metales comunes y maquinarias y equipos. Pero mientras las exportaciones caen, las importaciones sufren el efecto contrario y crecieron 33,88%. Las importaciones del sector público crecieron nada más y nada menos que 70,2%, mientras que las del privado aumentaron 15%. Las importaciones petroleras crecieron 119,23% y esto según el propio ente emisor, fue impactado por la compra de rubros como productos de “refinación” del petróleo, sustancias químicas básicas, lubricantes, etc. Por su parte, las importaciones no petroleras crecieron 19,71% y duélale a quien le duela, Estados Unidos lidera la lista de proveedores externos del país, concentrando junto a China, Brasil, Colombia, Argentina y Holanda el 66,5% de las importaciones.
En las compras públicas no petroleras, los aumentos fueron en sustancias y productos químicos, maquinarias y equipos, aparatos eléctricos y bienes para uso militar. Mientras que las compras privadas se concentraron en sustancias y productos químicos, alimentos y bebidas, ganadería, vehículos automotores y metales comunes.
La cuenta de capital y financiera cerró con un saldo positivo de 4.734 millones de dólares. Este comportamiento fue determinado según el BCV por el flujo positivo de la inversión en el país, por 1.594 millones de dólares y esto se debe al incremento en los conceptos de utilidades reinvertidas y dividendos por pagar, “correspondientes a los socios extranjeros en las empresas mixtas petroleras e instituciones bancarias”. Las utilidades reinvertidas se refieren a aquellos beneficios que no se distribuyen y que se imputan a alguna cuenta del patrimonio de las empresas, mientras que los dividendos por pagar corresponden a las utilidades obtenidas por las empresas que serán pagados a sus accionistas. Por lo cual se entiende que está influyendo sobre esta cuenta los beneficios obtenidos por las empresas pero no nuevas inversiones de capital.
Por su parte, la cuenta Otra inversión refleja el aumento de los pasivos netos (obligaciones) del sector público con preminencia de las obligaciones comerciales de la industria petrolera nacional y los préstamos contraídos por el ejecutivo nacional con Rusia.
Resultados consolidados
Durante 2012, el saldo de la cuenta corriente a pesar de ser superavitario, fue 54,83 menor al registrado en 2011 y cerró en 11.016 millones de dólares, situación que contrasta con el incremento del 176% en 2011 respecto al saldo de 2010. El valor de las importaciones petroleras es el más alto al menos desde los últimos doce años y aumentaron 96,1% respecto a 2011. Por su parte, la cuenta financiera registró un saldo negativo de 8.829 millones de dólares, monto que es 64,36% menor al de 2011, donde se evidencia el descenso de los depósitos externos dentro de los activos públicos, que tuvo incidencia en la reducción del déficit de la cuenta Otra inversión.
Daniel González González

2 comentarios:

  1. Creo que tienes un error cuando escribiste:

    Analicemos el saldo en bienes en detalle. Las exportaciones petroleras crecieron 9,06% y llegaron a 23.781 millones de .............bolívares............ ??

    serán dolares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Peter, corregido, gracias por la observación.

      Eliminar