domingo, 13 de enero de 2013

OPEP: Demanda mundial de petróleo creció 0,8 mb/d en 2012


@GonzalezGDaniel


En 2012, el bajo crecimiento de la economía de Estados Unidos y otras economías de la OCDE, impactaron la demanda mundial de petróleo, que logró crecer 0,8 millones de barriles diarios en 2012.

La crisis financiera mundial tuvo impacto negativo en la economía mundial, especialmente en los países de la OCDE, desde el año 2009. A pesar de esto, la demanda de petróleo prevista para 2012 no fue tan ambigua como la de 2010, pero si un poco más complicada que la de 2011. El bajo crecimiento de la economía de los Estados Unidos, junto con la desaceleración de algunas economías OCDE, ha hecho disminuir el crecimiento del PIB al 3% para el año que acaba de concluir, frente al 3,6% en 2011. Así, la demanda de petróleo mundial sufrió las consecuencias negativas del debilitamiento de las economías para lograr un crecimiento de 0,8 millones de barriles diarios en 2012.
Japón cerró casi todas sus plantas de energía nuclear, obligando al país a usar otras fuentes de energía. El consumo de petróleo de Japón en las plantas de energía aumentó del 7,5% del consumo total de energía al 19,7%. Esto implica un crecimiento de 0,3 mb/d para el país en 2012. En India, la demanda petrolera se vio afectada en gran medida por el cierre masivo de centrales eléctricas. La caída de la red dejó a unas 600 millones de personas sin electricidad. Las cargas excesivas en las líneas eléctricas paralizaron un par de veces el sistema, lo que llevó a la utilización de diésel. Como resultado, el uso de diésel aumentó en un enorme 0,2 mb/d durante el tercer trimestre del año. También la industria petroquímica, sobre todo en China, tuvo también un impacto positivo en la demanda de petróleo y derivados durante el 2012.
A diferencia de países como Japón, China e India, la demanda de petróleo disminuyó en los Estados Unidos. Los datos de consumo mensual de ese paés en septiembre muestran una contracción en todas las categorías de productos, equivalente a una reducción del 3,7% interanual. La gasolina descendió en un 2%. Los principales factores que influyeron en el descenso del consumo en Estados Unidos fueron la debilitada producción industrial, los altos precios del combustible al por menor –en especial en la primera mitad del año- y la migración hacia otros combustibles, en especial hacia el gas natural. Para 2013, las perspectivas siguen siendo pesimistas, sobre todo al tener en cuenta la evolución de la economía y el cambio de combustible.
La demanda en 2013
Para 2013 se tiene previsto un alto nivel de riesgo en la economía mundial que está generando incertidumbre en la evaluación de la demanda mundial de petróleo. La incertidumbre no sólo se limita a las economías de los países OCDE, sino también a otros como China e India. Ante esto, la previsión del crecimiento de la demanda tiene un riesgo a la baja, en especial durante el primer semestre del año. Algunos factores que han afectado las previsiones para este año son la imprecisión en la evaluación actual del PIB mundial y los precios minoristas del petróleo.
Las perspectivas para el consumo de petróleo en Estados Unidos para este año siguen siendo pesimistas y esto se aplica también a Europa. La demanda de petróleo de China, el segundo consumidor más grande del mundo, puede alterar el pronóstico para el uso mundial de petróleo debido a la reducción de la actividad industrial y las nuevas políticas presentadas por el Gobierno.
Se prevé que la demanda mundial de petróleo continué su crecimiento este año para promediar 89,6 mb/d. Las perspectivas de la demanda de petróleo en Japón prevén que para este año el uso de combustibles fósiles para la generación eléctrica seguirá dominando ya que no hay otras opciones aparte de la nuclear para cubrir las grandes necesidades de electricidad del país. También se estima que el consumo de petróleo de los países OCDE del Pacífico se mantendrá en el mismo nivel que en 2012.
Perspectivas de la industria automotriz mundial en 2013
Se prevé que las ventas de autos en EEUU en 2013 crezcan en torno al 5%, un pronóstico que sólo podría alterarse ante un eventual y repentino plan de estímulos. Mientras tanto en Canadá se proyecta un crecimiento de las ventas de automóviles de un 7%. El panorama no se pinta tan positivo para Europa y se espera que el mercado de automóviles continúe la tendencia de 2012 e incluso muestre una mayor contracción, hasta un 6% interanual en función de la magnitud de la crisis de la deuda soberana en la región. En las ventas de automóviles en China se prevé un crecimiento del 3% dependiendo de la reglamentación del Gobierno en cuanto a la propiedad privada de automóviles.
Fuente: OPEP


Daniel González G.
daniel6topoder@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario