domingo, 16 de septiembre de 2012

Una economía, dos propuestas de empleo


A poco menos de un mes para las elecciones presidenciales, es importante que los venezolanos conozcan en detalle las propuestas económicas de los dos aspirantes principales a la Primera Magistratura. Mientras Capriles promete crear 3.000.000 de nuevos empleos en seis años, el presidente Chávez plantea incorporar 500.000 brigadistas al “Ejercito Productivo” vinculado a las grandes misiones. El candidato de la oposición plantea el control de la inflación para que el sueldo de los venezolanos alcance; mientras, el candidato del gobierno propone luchar contra la especulación. Dos propuestas, usted escoge.


En materia de empleo, el candidato Capriles Randonsky propone la creación de 3.000.000 de nuevos empleos en 6 años, lo que equivale a 500.000 empleos de calidad por año. Una meta asociada a esta generación de empleos es la del incremento del poder adquisitivo, que parte de la premisa de una mejor remuneración y del control de la inflación. ¿Qué implica el empleo con calidad? Según el plan Empleo para Todos que se encuentra a disposición de cualquier interesado en internet, esto implica que el salario alcance, que se tengan posibilidades de ascenso con base al esfuerzo, que se pueda ahorrar tanto para alcanzar metas personales como para hacer frente a una emergencia, que se respeten los derechos sin discriminación política y que el título no se quede “agarrando polvo” en un rincón de la casa de los profesionales.
Mientras la propuesta del candidato de la oposición contempla un número de empleos como meta, la propuesta del candidato del gobierno, Hugo Chávez, es un poco más genérica, por no decir difusa. En el objetivo nacional número dos del denominado Programa de la Patria 2013-2019, se menciona que se pretenden desarrollar modelos de gestión de las unidades productivas incluyentes, participativos con los trabajadores y trabajadoras, alineados con las políticas nacionales, así como con una cultura de trabajo que se contraponga al rentismo petrolero, desmontando la estructura oligopólica y monopólica existente. También se busca propiciar un nuevo modelo de gestión en las unidades productivas; eficiente, responsable y que genere retornabilidad social o económica del proceso productivo al más alto interés nacional.
El plan Empleo para Todos del candidato de la oposición, propone trabajar en equipo con el sector público y el esfuerzo privado para generar puestos de trabajo y así erigir un ambiente de confianza para garantizar la estabilidad de quienes ya están empleados. Además, establece que es necesario el control de la inflación para que lo que se gana con esfuerzo, alcance y se pueda progresar tranquilo. Para la reducción de la inflación y el desabastecimiento, el plan contempla promover la producción nacional para consumo interno y exportación y disminuir la presión inflacionaria generada por los costos de las importaciones.
Por su parte, el programa de gobierno del candidato a la relección plantea “desarrollar un sistema de estímulos para el fomento de las pequeñas y medianas empresas privadas, empresas conjuntas en un marco de máxima corresponsabilidad social del aparato productivo, reconociendo el trabajo de los hombres y mujeres emprendedores”. Mientras el plan de Capriles Radonsky propone controlar la inflación, el programa del presidente Chávez Frías plantea el ataque a la “especulación propia del capitalismo”. Así, de resultar vencedor en las elecciones del 07 de octubre, el gobierno liderado por Hugo Chávez generará y fortalecerá las cadenas de distribución Estatales, comunales y mixtas que representen alternativas en la distribución y ahorro directo a la población de los productos de consumo final e intermedio. Asimismo, propiciará los sistemas de transporte de mercancías directo desde las unidades de producción al consumidor, centros de acopio o unidades de producción intermedias. El programa del presidente Chávez plantea la creación, entre 2013 y 2019, de 30.000 empresas de propiedad social directa para la transformación de las materias primas para la “satisfacción de las necesidades del pueblo”.
La “descentralización efectiva” es una propuesta de Capriles y busca que los venezolanos puedan resolver sus problemas a través de las instancias más cercanas a su localidad y propone entre otras cosas, un Estado que sea “promotor y respetuoso de la propiedad privada” y además, “articulador de soluciones, promotor y facilitador de la inversión y el desarrollo”. Chávez plantea a través de la “Planificación Centralizada” la activación y desarrollo de las diversas formas de organización socioproductivas, promoviendo las diversas formas de propiedad social directa e indirecta. Propone también, garantizar la inclusión socioproductiva, el trabajo emancipado y la “transformación del ejército de reserva del capitalismo en fuerza social creadora a través de la organización de las fuerzas productivas”, para generar una nueva cultura de trabajo. Plantea además, incorporar 500.000 brigadistas al Ejército Productivo vinculados a las “Grandes Misiones”.

Daniel González González

No hay comentarios:

Publicar un comentario