domingo, 2 de septiembre de 2012

Lucha de titanes: Apple contra Samsung


La lucha entre Apple y Sansumg es a muerte. Aun cuando un tribunal del estado de California le dio la razón al primero y ordenó al segundo pagar 1.000 millones de dólares por infracción de patentes, Apple quiere más y pretende impedir la comercialización de algunos productos de la surcoreana en Estados Unidos.

El lunes, las acciones del gigante tecnológico Samsung se desplomaron 7,5% en la Bolsa de Valores de Seúl, después que un jurado estadounidense condenara a la empresa a pagar nada más y nada menos que 1.000 millones de dólares a Apple, por supuesta infracción de patentes. Lo cierto es que la Bolsa de Seúl cerró esa jornada bursátil con un retroceso de 0,1%, descenso que ha fue atribuido precisamente a las pérdidas sufridas por la mayor empresa tecnológica de Corea del Sur, valor de referencia del principal índice bursátil del país.
En un documento interno de Samsung que fue publicado por el Financial Times, la empresa critica de forma dura a Apple por aprovecharse y abusar del sistema de patentes de Estados Unidos, antes de ocuparse de la innovación. El comunicado expresa textualmente: “La historia muestra que todavía no ha llegado la empresa que haya conquistado los corazones y las mentes de los consumidores, y logrado un crecimiento continuo, cuando compite abusando del derecho de patentes y no en la búsqueda de la innovación”.
Ante la magnitud del fallo judicial estadounidense, analistas estiman que se produzca un ajuste de la acción de Samsung en el transcurrir del tiempo, debido a que la decisión judicial es peor de lo que esperaba el mercado. Además, el juez podría ampliar la indemnización a favor de Apple e incluso, impedir la venta de los terminales que violan las patentes en territorio estadounidense. Y en el medio de esa batalla legal que enfrenta a estas dos gigantes, las acciones de Nokia subieron 12% desde que se conoció el veredicto. Mientras unos pierden, otros ganan. Nokia ha experimentado una bocanada de aire fresco en su lucha por recuperar su otrora primacía en el mercado de la telefonía móvil.  
En el documento también se señala que se intentó pactar con Apple de forma infructuosa, porque entre otras cosas, es uno de los principales clientes de la compañía. Samsung suministra a la empresa dirigida por Tim Cook varios de los componentes del iPhone. A pesar de esto, Samsung dice que de momento, no existe conflicto de intereses entre su división móvil y la de semiconductores.
La decisión
El viernes 24 de agosto, un tribunal de una corte federal en California estableció que Samsung copió de forma intencional a Apple y la condenó a pagar 1.000 millones de dólares por infringir las leyes sobre patentes. También decidió desestimar las denuncias de la empresa surcoreana contra la estadounidense. Pero no todo está dicho y menos decidido. Samsung apelará la decisión del tribunal y además se revisará la propiedad intelectual de Apple por parte de la oficina de patentes de Estados Unidos.
Pero la batalla es prácticamente a muerte. Apple solicitará al juez que prohíba a Samsung la distribución de sus productos en Estados Unidos. Si esto se hace realidad, la surcoreana enfrentaría su peor escenario, ya que se impediría la comercialización de Galaxy S3, producto que no estaba incluido en el juicio y con el que espera competir de tú a tú con el próximo iPhone.


Datos
Por cada iPhone comercializado, se venden tres teléfonos Android a nivel mundial.
Samsung sacó de un reinado de 14 años ininterrumpidos en el liderazgo mundial de venta de aparatos de telefonía a la finlandesa Nokia.

Daniel González G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario