domingo, 2 de septiembre de 2012

IMPORTACIONES PETROLERAS AUMENTAN CASI 67%


Mientras las cifras de la balanza de pagos muestran una disminución de las exportaciones, también dejan colar el aumento vertiginoso de las importaciones, sobre todo de las petroleras.


Las cifras relacionadas a la balanza de pagos del país correspondientes al segundo trimestre del año, dan cuenta de que la cuenta corriente se desplomó desde 7.566 millones de dólares en el segundo trimestre de 2011 a tan sólo 3.526 millones de dólares al cierre de igual período de este año. Indica la nota de prensa del ente emisor que esto se debió a la reducción de 19,8% en el saldo del comercio de bienes que pasó de 12.647 millones de dólares a 10.149 millones, a causa de la disminución de 5,5% en el valor de las exportaciones de bienes, en el que tuvo efecto el descenso en el valor de las ventas petroleras, gracias a la baja temporal del precio promedio de la cesta venezolana en 3,3%. Las exportaciones de bienes y servicios experimentaron una caída en su conjunto. Las no petroleras cayeron 11% respecto al segundo trimestre de 2011, pasando de 1.204 millones de dólares a 1.071 millones. Señala el BCV que esto fue resultado de las contracciones observadas en las ventas externas del sector público (-8,7%) y del sector privado (-13,7%). Por su parte, las petroleras pasaron de 23.884 millones de dólares en 2011 a 22.648 millones de dólares en 2012.
Pero mientras las exportaciones de bienes caen, pasa todo lo contrario con las importaciones, que crecieron 9,1% y pasaron de 12.441 millones de dólares al cierre del segundo trimestre de 2011 a 13.570 millones en igual período de este año. La justificación para este hecho, la ubica el ente emisor en el crecimiento de la demanda agregada interna y a la expansión del nivel de la actividad económica, pero no se menciona por ninguna parte la situación del aparato productivo nacional. Las importaciones petroleras se incrementaron 66,95% (de 1.507 a 2.516 millones de dólares), mientras que las no petroleras apenas crecieron 1,09%, pasando de 10.934 millones de dólares a 11.054 millones. El BCV establece en su nota de prensa que las importaciones del sector privado aumentaron 29,7%, mientras las del sector público registraron un descenso de 15,2%. Las compras privadas se concentraron en sustancias y productos químicos, principalmente vinculados a la industria farmacéutica; maquinarias y equipos; alimentos; ganado bovino en pie y productos elaborados de metal, categorías todas que en su conjunto representan 66% de las importaciones totales realizadas por el sector. Por su parte, las compras públicas mostraron un aumento en los rubros alimenticios (carnes de aves y de bovino y arroz), abonos, generadores de electricidad, maquinarias y equipos (turbinas de gas y tractores) y productos asociados a la industria petrolera (equipos rotativos y estáticos, nafta, aditivos para la gasolina, tuberías, conexiones y válvulas). Las compras públicas cayeron en los renglones equipos y aparatos de comunicaciones y compras militares.
De las compras externas, el 54% se orientó al consumo intermedio, el 28% a la formación bruta de capital fijo y el 18% al consumo final. Por su parte, los principales proveedores del país son Estados Unidos, China, Brasil y Colombia, países que concentraron el 59% de las importaciones en el trimestre.
En materia de la cuenta de capital y financiera, esta redujo su déficit pasando de 5.420 millones de dólares en el segundo trimestre de 2011 a 1.244 millones en el segundo trimestre de este año. Este resultado se debió principalmente al comportamiento de la cuenta Otra inversión, cuyo saldo pasó de -10.231 millones de dólares a -2.664 millones. El menor déficit en esta cuenta fue producto de la reducción de los activos públicos en 4.471 millones de dólares, principalmente en el componente de depósitos externos del Fondo de Desarrollo Nacional y del Fondo de Largo Plazo y Gran Volumen, con cuyos recursos se financiaron programas del sector eléctrico, Barrio Adentro, vivienda, puertos, vialidad y defensa.
Por su parte, la cuenta de inversión directa arrojó un superávit de 982 millones de dólares, que es considerablemente menor al del segundo trimestre de 2011 (4.307 millones de dólares), lo que según el BCV refleja un flujo de la inversión directa en el país de 1.315 millones de dólares, debido al incremento de las utilidades reinvertidas por socios extranjeros en las empresas mixtas petroleras e instituciones financieras, los créditos comerciales otorgados por empresas relacionadas y la acumulación de dividendos por pagar al exterior de los bancos locales.
Daniel González G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario