martes, 21 de agosto de 2012

La sombra de la recesión se cierne sobre la eurozona


Eurostat difundió las cifras de crecimiento de Europa. Mientras Alemania, la economía más fuerte de la región mostró datos incluso mejores de lo que se esperaba, otros suman varios trimestres consecutivos de caídas en su PIB.


El fantasma de la recesión económica recorre sin piedad Europa y pareciera que la famosa W está a punto de llegar. La UE logró mejorar su situación económica tras la crisis de 2009, pero las tensiones en torno al euro amenazan con hacer caer de nuevo al continente en la recesión. Lo cierto es que según cifras de Eurostat, el producto interno bruto de los países que comparten la moneda común, cayó en el segundo trimestre un 0,2% respecto al primer trimestre y los datos de otros gigantes mundiales como Estados Unidos y Japón, parecen presentar cierto tipo de contagio del virus europeo.
Europa teóricamente se ha escapado de la recesión por el simple hecho de que entre enero y marzo la economía ni fue para delante ni para atrás, en otras palabras, se estancó. Así, se consolida el modelo de las dos Europas. Por un lado, una sumida en una recesión a la que al menos por ahora no se le ve salida y que está encabezada por países del tamaño e importancia de España e Italia y en el que Grecia a pesar de ser de menor tamaño, presenta la situación más crítica y otra que al menos por ahora, se escapa de las temidas cifras rojas.
Alemania vuelve a mostrar su poder al presentar unos datos incluso mejores a lo esperado. La primera economía de la zona euro arrojó un crecimiento de 0,3% con respecto al segundo trimestre del año pasado y el mismo ministro de Economía del país, afirmó que el número estaba dentro de las previsiones del Gobierno alemán. Sin embargo, a pesar de su fortaleza, Berlín no está lejos de las turbulencias que recorren el sur del continente y es que precisamente estos países, tradicionales clientes de las exportaciones alemanas, han visto disminuir sus indicadores de consumo.
Francia que parecía ir directo a la recesión, logró huir junto con Alemania de los números rojos. Su PIB lleva tres trimestres estancado en el 0% y a pesar de esto, el Gobierno francés mantiene sus expectativas de crecimiento en 0,3% para finales de este año.
En el resto de Europa los resultados fueron bastante desiguales. Suecia fue el país que más creció (1,4% entre abril y junio) y junto a él, países como Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia, Austria y Holanda. Los peores resultados se registraron en Finlandia e Inglaterra. Tras crecer 0,8% en el primer trimestre, la economía finlandesa se desplomó 1% en el segundo trimestre e Inglaterra, comparte junto a España e Italia, tres trimestres consecutivos de caídas del PIB.
Lo cierto es que la recesión económica se extiende por el sur de Europa. Un tercio de los países de la zona euro ya se encuentran en esta condición. Portugal, Grecia, España, Chipre e Italia acumulan todos dos o más trimestres consecutivos de caídas en su economía y aún faltan los datos de Irlanda y Luxemburgo para saber si se unen al club de los países en recesión.
La Comisión Europea consideró que la caída en España del 0,4% está dentro de lo que se preveía, pero al mismo tiempo admitió cierta sorpresa con los datos de Finlandia y el Reino Unido. Exceptuando a Grecia, Portugal es el país que ha sufrido el golpe más duro entre abril y junio, ya que su PIB experimentó un retroceso de 1,2%. A Portugal le siguen Finlandia, Chipre, Reino Unido, Italia y Bélgica.
Fuente: El País
Daniel González G

No hay comentarios:

Publicar un comentario