lunes, 13 de agosto de 2012

China se adueña del mercado global


Si las tendencias se mantienen, el PIB chino podría superar al de Estados Unidos en 2017 y sus autoridades estiman que entre 2011 y 2015 crecerá a una tasa anual de 7%. Conozca más del país que en el transcurso de una década, se posicionó como el mayor exportador de bienes del mundo.

La creciente importancia de China en las relaciones comerciales con muchos países, es hoy día tema de intensos debates en los ámbitos políticos y económicos. Venezuela no escapa a este debate. Las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas señalan que al cierre de mayo de este año, las importaciones provenientes de China representaron el 13% del total y alcanzaron un valor de 2.185 millones de dólares. Llama la atención que mientras la participación de los Estados Unidos cayó de 30% entre enero y mayo de 2011 a 28,20% en igual período de este año, la de China se incrementó de 11,80% a 13% y mientras el valor de las importaciones estadounidenses creció 24,5% en el período de referencia, las importaciones chinas aumentaron 46%. ¿Qué ocurre del lado de las exportaciones? Las estadísticas del INE muestran que si bien China se mantiene como el segundo país receptor de nuestras ventas internacionales, en el período de referencia, estas crecieron apenas 1,6%, pasando de 188 a 191 millones de dólares y aunque parezca mentira, nuestro principal comprador fue sin más, Estados Unidos. El valor de las exportaciones a ese país pasó de 150 millones de dólares a 286 millones, cifra que representa un incremento de 90,80%.
China, el polo de crecimiento más dinámico de la economía mundial
China, con una tasa de crecimiento de 9,2% en 2011, ha continuado siendo el principal impulsor del crecimiento global y la meta de crecimiento fijada por sus autoridades para el período 2011-2015 es de un 7% anual. En abril de este año, el FMI apuntó que la economía china crecería 8,2% este año y se estima que entre el período 2013-2017, crezca en un rango de entre 8,5% y 8,8% anual, con lo que el país seguirá siendo la economía que más crece entre las principales del mundo.
Lo cierto es que de continuar esta tendencia en el crecimiento de China, el FMI proyecta que el PIB chino podría superar al de Estados Unidos alrededor del año 2017, medido de acuerdo al criterio de paridad del poder adquisitivo (PPA). Ya se señala en los ámbitos de investigación académicos que las tres décadas de reformas económicas en China, iniciadas en 1979, representan el proceso de industrialización y de urbanización más intenso que ha vivido y conocido la humanidad. Lo cierto es que al iniciarse las reformas, el PIB chino sólo alcanzaba el 9% del de los Estados Unidos y el PIB per cápita, era apenas 2% de su equivalente estadounidense. De acuerdo con las proyecciones del FMI, en 2017 el PIB chino superará al de los Estados Unidos en un 3%.
20% de la población mundial está en China
China representa en 2012 el 20% de la población mundial. Si bien en las próximas décadas su peso irá reduciéndose gradualmente, sólo comenzará a declinar en términos absolutos a partir de 2030. Un dato importante es que la clase media en China asciende a 157 millones de habitantes y ya supera a su par de los Estados Unidos. Para 2020, las proyecciones apuntan a que esta clase social estará compuesta por unos 500 millones de chinos, constituyéndose definitivamente en el principal mercado global y lo cierto es que China ya superó a Estados Unidos como el más importante mercado del mundo para celulares, computadoras personales y automóviles.
El aumento del ingreso per cápita contribuiría a reforzar la amplitud y el poder adquisitivo de la clase media china, transformándola en mercado clave para alimentos, confecciones de mayor calidad, turismo, fármacos, servicios médicos, retail y artículos de lujo, entre otros bienes y servicios. En este sentido, la Cepal recomienda a los países de América Latina y el Caribe diversificar sus exportaciones hacia el dinámico mercado que surge a partir de la poderosa clase media china.
Mayor exportador mundial de bienes
En el año 2000, China se encontraba en los niveles de Canadá, Italia y Reino Unido y sus exportaciones eran apenas del 4% del total mundial. Estados Unidos era el líder con 12%, Alemania le seguía con el 9% y Japón con 8%. En 2011, China encabezó las exportaciones mundiales aglutinando 10% del total mundial. En cuanto a la exportación mundial de servicios, el gigante asiático ocupa el cuarto lugar.

Lo cierto es que China lideró la recuperación del comercio mundial en 2010. En ese año, sus exportaciones e importaciones, medidas en volumen, crecieron 28% y 22%, respectivamente. En un 2011 plagado de inestabilidad y bajo crecimiento en los Estados Unidos y los países de la Unión Europea, la expansión del comercio exterior chino desaceleró notablemente. Ante esta situación, las exportaciones e importaciones chinas, crecieron en un 9% y 10% respectivamente, cifras que aunque bajas, continuaron superando el crecimiento del comercio mundial.
A pesar de que los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón son los principales socios comerciales de China, en los últimos años los flujos comerciales con países y regiones emergentes han sido los que han mostrado mayor dinamismo, lo que pone de relieve la importancia del comercio Sur-Sur en la economía mundial.
China y el consumo mundial de productos básicos
Entre 1990 y 2011, China se ha convertido en uno de los principales consumidores mundiales de muchos productos primarios, tanto agrícolas como minerales y combustibles. En los casos del zinc, el aluminio y el cobre, en 1990 la proporción de China en el consumo mundial era menor al 10%. En la actualidad supera el 40%. En el caso de los alimentos, China fue en 2011 el principal consumidor mundial de trigo, soya, arroz y carne y el segundo en el caso del maíz, situación que ofrece grandes oportunidades a aquellos países que estén en capacidad de exportar estos importantes rubros. Aunque el país ha ido aumentando continuamente su productividad agrícola en los últimos años y ser el principal productor mundial de arroz, algodón, trigo y papas; continúa siendo deficitario en el sector agrícola a nivel global. En 2010, sus exportaciones agrícolas llegaron a 36.000 millones de dólares, mientras que sus importaciones fueron casi del doble y llegaron a 67.000 millones de dólares, lo que da a entender que China es un gran potencial importador incluso en aquellos productos en que es un productor importante.
China y América Latina
China ha ganado una importante participación en los flujos comerciales de América Latina y el Caribe, mientras que la Unión Europea y los Estados Unidos van perdiendo presencia relativa. Entre 2006 y 2011, la tasa de crecimiento de las exportaciones regionales a China triplicó con creces las de sus exportaciones totales, en tanto que las importaciones regionales desde China crecieron el doble que las totales. En 2011, China fue el destino del 9% de las exportaciones de la región y el origen del 14% de sus importaciones. Con estas cifras ya superó levemente a la Unión Europea como segundo principal mercado de origen de las importaciones regionales.
Las proyecciones hacia 2020 sugieren que China continuará aumentando de forma notoria su posición como socio comercial de América Latina. Si se mantiene el actual ritmo de crecimiento de la demanda de productos de la región en los Estados Unidos, la Unión Europea y el resto del mundo y si la demanda China crece sólo a la mitad del ritmo registrado en la década pasada, el país superaría a la Unión Europea en 2016 como segundo mayor mercado para las exportaciones de la región. Ya en 2010, China alcanzó a la Unión Europea como segundo mercado de origen de las importaciones latinoamericanas, previéndose que la supere a partir de este año.
La asimetría en el comercio internacional con este país es fuente de preocupación en muchos países de la región, ya que en la última década se ha registrado un creciente déficit comercial con China. El mismo, se explica fundamentalmente por el creciente saldo negativo que sostienen México y Centroamérica con ese país. Lo cierto es que sólo cuatro países de la región obtuvieron en 2011, superávits en su comercio con China y ellos son Brasil, Chile, Perú y el nuestro, Venezuela.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario