miércoles, 28 de marzo de 2012

DEUDA CONSOLIDADA DE PDVSA 2011


Según el Balance de la Deuda Financiera Consolidada de PDVSA, auditado por la firma KPMG, la estatal petrolera tenía al 31 de diciembre de 2011 una deuda consolidada de 34.892 millones de dólares, un equivalente a 150.036 millones de bolívares. Del total de la deuda, el 94% ha sido contraída por la Casa Matriz y el resto, por sus filiales, entre las que se cuentan CITGO Petroleum Corporation, PDVSA América, PDV Marina y Refinería Isla (Curazao).

Del total de la deuda de la Casa Matriz, que asciende a 32.972 millones de dólares, el 69% de la misma, 22.918 millones de dólares corresponde a bonos. El resto de la deuda está constituida por Certificados de inversión  (1.488 millones de dólares), facilidades de crédito (1.022 millones de dólares), préstamos (7.541 millones de dólares) y arrendamientos financieros (3 millones de dólares).

Entre el 31 de diciembre de 2009 e igual día de 2011, la deuda financiera de la estatal petrolera se incrementó 62,9%, pasando de 21.419 a 34.892 millones de dólares. Por su parte, las obligaciones en bonos se incrementaron más de 66%, pasando de 13.761 a 22.918 millones de dólares. Los bonos emitidos por PDVSA (Casa Matriz) son no garantizados, es decir, no están respaldados por los activos de la empresa. Sin embargo, Fitch, una de las principales calificadoras de riesgo en el mundo, ratificó en febrero a PDVSA en la categoría B positivo, señalando que la principal empresa del país tiene capacidad para hacer frente al vencimiento de sus bonos si no hay cambios drásticos en las actuales condiciones financieras.

Los préstamos garantizados (7.541 millones de dólares), la segunda obligación más importante de la industria, están constituidos por empréstitos recibidos por el Japan Bank for International Cooperation (JBIC) por 35 millones de dólares y por otras instituciones financieras nacionales e internacionales, como el Banco del Tesoro y el de Venezuela. De hecho, en agosto de 2011, un grupo de bancos liderados por el JBIC, otorgó un préstamo a PDVSA, que incluye opciones de pago en efectivo o mediante la entrega de petróleo crudo y productos a precio de mercado.

Entre lo que queda de año y al menos hasta el 2015, PDVSA (Casa Matriz) deberá hacer frente al pago unos 7.916 millones de dólares entre bonos, certificados de inversión y préstamos garantizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario