viernes, 19 de agosto de 2011

Tips para sobrevivir en nuestra economía


1.       No guardes el dinero en el banco. Los intereses que pagan, la inflación los devora. Mejora tu casa, cómprate un carro o simplemente, cómetelo. Suena drástico, pero ahorrar en Venezuela es imposible. Un buen tip siempre ha sido invertir en activos financieros, pero con los mercados mundiales como están, cada quien asume su riesgo. Invierte en tu persona; págate un postgrado, un doctorado o lo que quieras. Viaja, si CADIVI te deja.

2.       Si tienes un apartamento vacío, deja las luces prendidas por las noches y pon aunque sea un muñeco mirando por la ventana para que la gente crea que hay alguien. Así evitarás que se lo apropien los amigos de lo ajeno que se han multiplicado como las plagas de Egipto.

3.       Cuando vayas a hacer tus compras, revisa la nevera. Cuando se trata de productos de rápido vencimiento, evita recomprar ya que puedes perderlos. Recuerda: perder un producto, es perder el dinero que invertiste en él.

4.       Si de artículos de largo vencimiento se trata (jabones, pasta de dientes, pastas alimenticias, etc) y puedes comprar en abundancia, hazlo. Con la inflación que tenemos, cada vez que los compres te costarán más. Así haces un sólo gran gasto  y luego repones en igual cantidad.

5.       Reutiliza. Esto no sólo ayuda a tus finanzas, también ayuda al medio ambiente. Dos ejemplos. La libreta que dejaste de usar porque se terminó el curso pero aún tiene hojas, no la deseches, úsala en el curso siguiente. Así evitas un gasto y quizá evitas la tala de muchos árboles. La ropa que pasó de moda, no la botes, las modas siempre vuelven.

6.       Lleva al trabajo o a la escuela, comida de tu casa. Sale mucho más económico y además, es posible que te garantice unos años adicionales de vida útil. Haz lo mismo con el jugo, los refrescos aparte de costosos, son una bomba de tiempo para la salud.

7.       Planifica tus egresos. Evita tener que endeudarte en el trascurso del mes.

8.       El entretenimiento en Caracas es costoso. Nada más mira los precios del cine o la cartelera de teatro. Para aquellos que tienen un presupuesto limitado, las funciones de cine de los lunes y los jueves son geniales. Y a no ser que seas de aquellos que le tienen fobia a la soledad, ir sin compañía es más rentable desde el punto de vista de las finanzas personales. ¿El costo de oportunidad? No tendrás con quién comentar la peli.

9.       Si necesitas sacar copias o hacer impresiones a precio solidario, date una vuelta por los pasillos de la UCV. Ahorrarás bastante.

10.   Haz uso eficiente de los recursos, sobre todo con el agua y la electricidad. En general si consumes menos, pagas menos. En el caso nuestro, deberíamos pagar mucho menos por lo mucho que faltan.

11.   Si tienes la dicha de tener un empleo, cuídalo. Encontrar uno, con todo y las cifras del INE, se hace cuesta arriba. Si no te gusta ese empleo, no estás solo, muchos te acompañan en tu sentimiento.

12.   Con las medicinas que no esten reguladas, procura hacer lo mismo que recomiendo en el punto 3.

13.   Si tienes dólares o euros, tienes un tesoro. Guárdalos. El bolívar siempre está en pico de zamuro.

14.   Si eres dueño de una empresa, no seas pichirre. Trabajadores con incentivos económicos y de otra índole pueden ser más productivos y eso garantiza mejores ingresos a la empresa.

15.   Si eres dueño de una empresa que en algún momento puede ser declarada de utilidad pública, trata de salir de eso. Si el gobierno la agarra, o no te paga o te paga lo que le da la gana.

16.   Compra libros y lee. La cultura siempre es una excelente inversión.

17.   Aprovecha tus talentos si el sueldo no te alcanza. Si eres bueno para la repostería, la metoposcopia o lo que se te dé, sácale provecho.

18.   No alimentes la especulación de los buhoneros. Con excepción de que necesites el azúcar con urgencia, no le pagues a un desgraciado de esos, 10 bolívares por una bolsa de la que ni siquiera sabes la procedencia.

19.   De ser posible, conviértete en un emprendedor.

20.   Y en cualquier economía, nunca pongas un bien o propiedad a nombre de una tercera persona. Esta comprobado que el amor tiene una vida útil pero la ambición no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario